Agreden policías a reportero en V.A.

La madrugada de este miércoles policías del municipio de Villa de Álvarez agredieron de forma física y verbal al periodista del diario El Mundo desde Colima, Oscar Cervantes Figueroa, además de ser detenido sin razón alguna por los elementos policíacos, quienes actuaron con abuso de autoridad pisoteando los derechos del comunicador.

Según relata Cervantes Figueroa, a dos cuadras antes de su domicilio en la colonia Real Bugambilias y proveniente de la casa de un primo, “caminando, me encontré con dos vigilantes que se me acercaron, con los que me agarré platicando sobre un asalto que en esos momentos  había sucedido en un OXXO”.

Durante la conversación los vigilantes de barrio le explicaron al periodista las características del asalto, así como del presunto sospechoso. Entre los detalles, los vigilantes comentaron que el posible ejecutor vestía una playera blanca: “casualmente la mía era de ese color” señala el periodista.

De igual manera los vigilantes le cuestionaron dónde vivía, por lo que Oscar Cervantes respondió que a dos cuadras del lugar y que venía de visitar a un primo que vive también en la misma colonia.

A los cinco minutos del encuentro con los vigilantes llegaron al lugar elementos de seguridad pública de Villa de Álvarez a bordo de una camioneta Ford blanca.

Uno de los elementos “llegó diciendo ‘súbelo’, y uno de los vigilantes con los que estaba platicando dijo ‘él no tiene nada que ver ­(en el asalto) vive por aquí”.

Pese a la advertencia de los vigilantes hacia los policías, el conductor de la camioneta respondió con tono prepotente como se había dirigido desde el principio: “súbelo de todos modos”.

“Me obligaron a subirme, me esposaron y en cuanto pisé la caja de la camioneta, el policía que resguardaba la parte trasera me dio una cachetada y me dijo aquí los huevos no son al gusto”, esto al solicitarles que se les diera razón del porqué la detención.

“Me llevaron a la Dirección de Seguridad Pública de Villa de Álvarez en donde no me dejaron hacer ninguna llamada para avisar algún familiar sobre lo sucedido”.

Aunque se confirmó que él no había sido el culpable del robo, pasó alrededor de una hora para que lo dejaran en libertad.

El reportero interpuso una queja en la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Colima (CDHEC), de la que incluso han emanado dos recomendaciones al Ayuntamiento de Villa de Álvarez por abuso de autoridad de la policía municipal.Según datos de la misma CEDHC, en lo que va del año, la Dirección de Seguridad Pública del municipio, ha acumulado cinco quejas por malos tratos y abuso de autoridad, ante el organismo.

Cervantes desconoce el nombre de los policías agresores, por lo que hace un llamado a las autoridades para que se haga justicia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here