Tendremos un gobierno eficiente: Walter Oldenbourg

Durante la realización del 1er Foro “Construye”, de la organización Contrasta Colima,Walter Oldenbourg Ochoa, candidato a la presidencia municipal de la capital del estado, por la coalición Todos por Colima, señaló que su administración municipal será un gobierno ciudadano, rompiendo el distanciamiento entre autoridad y población.

“Estamos convencidos que los colimenses merecemos un gobierno eficiente, a la altura de nuestras expectativas”.

El abanderado del PRI-PVEM refirió que en Colima como en el resto del país hay una crisis de legitimidad por parte de la sociedad hacia los políticos.

“Eso es porque la gente no ve congruencia en sus autoridades. Nuestro principal reto con los colimenses es devolverle esa credibilidad y ganar la confianza”.

Dijo haber sido respetuoso de la autoridad y que aunque no coincida en ocasiones, nunca ha transgredido las reglas.

Al seguir con la dinámica del Foro Construye, Walter Oldenbourg expuso sus propuestas de los Nuevos Vientos para Colima, en las rondas denominadas: Habitabilidad Urbana, Municipio Transparente y Capital Emprendedora.

Garantizó crear una estrategia integral para abatir la pobreza extrema en el municipio, el acceso de la cultura para todos los habitantes del municipio más allá del Festival del Volcán; así como becas para estudiantes y transporte escolar gratuito.

Así mismo, destacó sus pactos ciudadanos por Un Colima Verde, Por el Deporte y por el Respeto y la Protección Animal, así como su propuesta de tener una Ciudad Justa y Equipada.

Hizo énfasis en que su administración municipal, la transparencia y la rendición de cuentas serán un factor clave. “Tenemos que darle la certeza a la gente acerca de las decisiones que se toman para dictar el rumbo del municipio y sobre todo que si no se hacen las cosas de manera correcta, debe haber consecuencias”.

Reiteró que en su administración la la autoridad será el ciudadano, por lo que para lograrlo se comprometió a construir un gobierno austero, eficiente, con finanzas ordenadas y que rinda cuentas de manera periódica, a través de la consolidación de la figura de una contraloría social.