Trata de robar taquería pero se lleva golpiza de los clientes

Marcos Morales Red 113 / Morelia.- Con lujo de violencia, un empistolado intentó robar una taquería ubicada en el Libramiento República, en la colonia Ignacio Zaragoza, frente al asentamiento El Realito, sin embargo le salió el tiro por la culata, pues los clientes lo noquearon de un ‘sillazo’ para luego darle una paliza.

Los comensales lo desarmaron y de la tremenda paliza que recibió no se podía levantar y perdió los pantalones.

Posteriormente llegaron los elementos de la Policía de Michoacán y unos paramédicos, éstos últimos que le brindaron atención prehospitalaria. El frustrado sujeto afirmó ante este medio de comunicación: “Se me hizo fácil asaltar, pero me salió mal el plan”.

Con base en las versiones de algunos de los testigos se supo que el presunto ladrón llegó al establecimiento y con palabras altisonantes, mientras empuñaba un revólver, les ordenaba a todos los presentes entregar sus pertenencias y a los empleados del comercio el dinero producto de las ventas del día.

El miedo se podía ver en varios de los comensales ante el peligro latente de ser atacados a tiros y se apresuraban a sacar sus objetos de valor antes de que algo malo sucediera, no obstante de manera valiente unos de los clientes enfrentaron al individuo armado, a quien dejaron inconsciente por algunos minutos al propinarle un sorpresivo “sillazo” y enseguida le “llovieron” patadas y puñetazos, cuando estaba tirado en el suelo, así lo narraron los asaltados.

Quien llegó amenazante y con el objetivo de llevarse un buen botín con todas las cosas que había planeado quitarles a los comensales quedó en el piso y tenía diversas contusiones en distintas partes del cuerpo, así como manchas de sangre por doquier.

Parecía un muerto en vida que se quejaba del dolor que le dejaron los golpes.

Los agentes de la Secretaría de Seguridad Pública arribaron al lugar y ante ellos el ahora indiciado se identificó como Rodolfo “M”, de 19 años de edad, mismo que afirmó tener su domicilio en la colonia Río Florido, en esta capital.

Le fue asegurado un revólver .38 Special que tenía dos balas útiles. Él manifestó que era su primera vez que robaba y añadió que lo hizo para comprar bebidas etílicas. Platicó que es ayudante de albañil y después de todo lo ocurrido serán las autoridades ministeriales las que le definan su situación legal conforme a Derecho. Tres empleados del negocio fueron atendidos por los socorristas de la Cruz Roja, pues sufrieron crisis nerviosa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here