TAREA PÚBLICA

SE VA, SE VA EL 2015

CARLOS OROZCO GALEANA

Hola, amigos y amigas lectores de FACEBOOK. Estamos casi despidiendo el año y seguramente estamos procesando cómo nos ha ido en este año que se va. Nos aprestamos a vivir otra navidad en medio de arbolitos y esferas, de canciones adecuadas a esta época del año, de abrazos de nuestros familiares y amigos.

Los creyentes se regocijarán por el nacimiento de Jesús. Por todos lados, estaremos enviando felicitaciones para que todo vaya mejor a los que queremos. ¿ Y a los que no queremos ? ¿ Que les vaya igual de bien? Pues sí, que les vaya muy bien. Claro que sí.

Todos debemos aspirar a ese estado de satisfacción porque esa es la voluntad de Dios. El no desea el mal para nadie, sino la felicidad absoluta para todos.

Nos llegan numerosas informaciones procedentes de los lugares más recónditos del mundo. Las noticias arropan nuestra curiosidad, nuestro deseo de saber, y ofrecen aspectos de la realidad que nos sirven para conocer el terreno que pisamos.

Por ejemplo, agobia lo que pasa en Siria ( 265,000 muertos) y los demás países que le han declarado la guerra al estado islámico luego de los hechos dramáticos de noviembre en París. Varios países se pusieron de acuerdo para terminar con las prácticas terroristas que involucran a cualquier persona y en cualquier parte del mundo. El terrorismo es antihumanitario, aunque también lo es la violencia que se usa para exterminarlo. Hemos constatado la inutilidad de la ONU.

En nuestro México, persiste la violencia, el crimen y numerosos problemas que mantienen a varios sectores en el subdesarrollo, la desigualdad y la ignorancia. El crecimiento que se genera es para favorecer a las clases poderosas. Millones de mexicanos no saben en donde habitan. Son inconscientes de lo que ocurre, no tienen una idea clara de su realidad y les da igual que haya rezagos en educación, en equidad de género, en salud, en el rubro de tecnologías, que no haya empleos ni inversión suficiente en el campo, la industria o las ciencias. Y además, se equivocan frecuentemente cuando eligen a sus gobernantes. Sin embargo, esperamos las reformas estructurales.

México sigue en la pobreza y no cumplirá al final del 2015 muchos de los compromisos que contrajo en el contexto de las Naciones Unidas. La Ocde informa que en los últimos 20 años, en efecto, los niveles de pobreza no se han reducido por la reducida tasa de crecimiento económico y la desigual distribución de los ingresos. Igualmente, las disparidades regionales siguen siendo un factor clave para que los gobiernos sean menos equitativos con sus políticas.

Pero en fin, como mexicanos hemos de seguir participando de una forma más decidida en todo lo que concierne a la marcha del país. No podemos quedarnos con los brazos cruzados, tenemos que ser mejores ciudadanos, más conscientes de nuestros derechos y obligaciones. Mejores personas, sobre todo. Y participar más en la vida pública. Por lo menos en estas redes.

A nivel de nuestra entidad, hemos estado inmersos en un proceso electoral desgastante por la renovación del mando gubernamental. Ojalá no nos divida más, pero si esto ocurre no será una sorpresa.

Ante el umbral de 2016, tenemos que reflexionar seriamente sobre nuestros procederes. Tenemos que aprender a ser agradecidos con Dios por todo lo que nos proporciona para que nuestra vida individual, familiar y social sea fructífera. Nada es casualidad, somos seres privilegiados a los que a veces, sin embargo, se nos olvida todo esto, y somos ingratos.

Demos gracias a Dios por el 2015. Y desde luego, hagamos propósitos buenos, alcanzables, para el 2016; no nos pongamos una soga al cuello comprometiéndonos a lo imposible. Simplemente, pensemos en que podemos ser mejores personas para que nuestro país progrese y el Reino de Dios con toda su majestad se afiance en nuestro corazón. Feliz navidad para todos!

Gracias a los lectores y lectoras, amigos míos de esa red, que procuran mis colaboraciones. Nos encontramos otra vez el 11 de enero, si Dios quiere.

Gracias a todos los sitios web que permiten llegar a un público cada vez más amplio. En verdad, muchas gracias a todos ellos. Y gracias a todos mis amigos de face. Dios los bendiga.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here