TAREA PÚBLICA

Gobernador electo

Por: Carlos Orozco Galeana

Tras examinar los expedientes que contienen los resultados de la elección constitucional a gobernador, el Tribunal electoral local la dictaminó como válida y entregó constancia al ganador, Ignacio Peralta Sánchez. Así, se cierra el capítulo más álgido en la historia política de Colima al afianzarse la contienda por una diferencia de 500 votos.

Esta resolución pone punto final – al menos localmente – a un proceso que se significó por un gasto excesivo de recursos de parte del PAN, pues según cuentas del PRI este partido erogó más de 32 millones de pesos rebasando topes de campaña. Los ciudadanos supieron, en un tiempo de crisis económica, de su alarde financiero para ganar la gubernatura, aunque reconozco que como los partidos no son dirigidos por ángeles, jure usted que de alguna manera, todos cometieron faltas, así hayan sido mínimas.

Sin embargo, la última semana el PRI impugnó la decisión del INE porque no dictaminó que el albiazul rebasó dichos egresos, y ayer el Trife revocó sus dictámenes por no resolver correctamente y a fondo las quejas provenientes de 16 entidades, incluida Colima. Puede haber sorpresas respecto a este trámite en pocos días, o nada más algunas multas, como se acostumbra.

En fin, el Tribunal local consideró “infundadas e inoperantes las pruebas de irregularidades presentadas por el PAN”, y expuso que los medios impresos no influyeron en la voluntad de los ciudadanos Defendió su resolución alegando que el 95 por ciento de sus decisiones han sido validadas por la instancia última, el Trife.

Ignacio Peralta ya ganó el segundo round que más lo acerca a gobernar Colima a partir de noviembre, por lo que en el término legal su contendiente Jorge Luis Preciado anunció que pedirá, está en su derecho, la revisión del caso para que el Trife emita su dictamen antes de esa fecha límite y valide o revoque la decisión de la instancia local.

Opino que arduamente el Trife variará la resolución del Tribunal local al haberse contado incluso voto tras voto y casilla tras casilla, previamente. Si la validación del IEE ubicó como ganador al priísta y el Tribunal reforzó sus tesis, hay elementos suficientes para que se por concluido un episodio que causó conflictos y originó tensión entre los colimenses.

A partir de noviembre, si el triunfo de Peralta es ratificado por el Trife, Colima comenzará una etapa nueva en la que deberán quedar superados los rencores. Mucho cooperará la población que se manifiesta en medios y preferentemente en redes sociales para no profundizar en la división. Ignacio Peralta ha llamado acertadamente a la conciliación y ofrecido sus respetos a todas las fuerzas políticas y a los ciudadanos.

Respecto a este punto de la necesaria unidad en las sociedades como presupuesto de la armonía, el Papa Francisco advirtió el viernes pasado que sin tensiones el mundo sería como un cementerio y recomendó que los conflictos deben superarse con diálogo y respeto. Desde su óptica, los conflictos pueden generar el bien pues ayudan a comprender las diferencias en una sociedad con tantas culturas; “hay que buscar la unidad, pero en el respeto de cada identidad”. Como anillo al dedo nos viene su opinión a los colimenses.

Puede interpretarse de mil formas esta afirmación papal, pero yo digo que la victoria no debe hacer a alguien más orgulloso e insufrible ni la derrota a nadie más desventurado. No hay victorias eternas ni derrotas insuperables. Los ciudadanos han de mostrar respeto por quienes compitieron y no lograron su objetivo, sin satanizarlos, porque tuvieron el valor de participar, y a los que ganaron exigirles lo suficiente.

Lo que importa es serenarnos. La decisión mayoritaria debe unirnos en propósitos comunes. Bien que IPS tenga sensibilidad y convoque a superar las tensiones y a participar en la construcción de un Colima mejor, objetivo que se conseguirá solo con el trabajo conjunto liderado por un gobierno responsable y consciente de sus obligaciones. Y es que se va a necesitar a todos. Tirios y troyanos.

1 Comentario

  1. Una muestra más de que la democracia en México ya ocupa una segunda ronda o vuelta en la votación, se debe hacer valer el deseo de la mayoría y queda claro que la mayoría de colimenses no voto por IPS, no nos engañemos, es la realidad, ya es tiempo de mejorar la democracia en Colima por el bien de todos.

Responder a Abel Jiménez naranjo Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here