Ignacio Peralta, gobernador electo; TEE le entrega constancia

Colima.- José Ignacio Peralta Sánchez, candidato de PRI-Verde-Nueva Alianza, se convirtió este sábado en gobernador electo de Colima para el periodo constitucional 2015-2021.

Pasaron 62 días desde que se emitieron las votaciones hasta que el Tribunal Electoral del Estado de Colima (TEE), en sesión solemne, entregó la constancia de gobernador electo al abanderado priista.

El amplio jardín de la casona que alberga el TEE, en el norte de la capital del estado, recibió a cientos de simpatizantes del gobernador electo, quienes presenciaron en pantallas gigantes, bajo toldos que protegían del sol del mediodía, la sesión solemne con la que los magistrados daban por concluido el proceso electoral, calificaban como válida la elección y declaraban a Peralta Sánchez gobernador electo.

Ingiriendo agua fresca de jamaica, refrescos y galletas; con matracas y niños; listos para gritar; muchos ataviados con camisetas blancas que daban cuenta de la dureza de la campaña, los simpatizantes que ocupaban el jardín aplaudieron cada vez que desde la pequeña sala, abarrotada con los magistrados y la cúpula de la campaña del PRI, se mencionaba el nombre del ahora gobernador electo.

Afuera de la sala donde se celebraba la sesión, los integrantes del Consejo General del IEE atestiguaban la declaratoria de validez de la elección que organizaron; se les veía relajados, plácidos, mientras los periodistas sufrían para encontrar el mejor ángulo para la fotografía del momento cumbre: la entrega de la constancia.

La sesión solemne llegó a su punto culminante cuando, tras el recuento de los hechos más significativos del proceso electoral, los tres magistrados declararon válida la elección, y el presidente de este organismo, Guillermo Navarrete Zamora, entregó la constancia que acredita que, con 119 mil 437 votos a favor, José Ignacio Peralta Sánchez es el gobernador electo para el periodo comprendido entre el 1 de noviembre de 2015 y el 31 de octubre de 2021.

Cerrar heridas

Las felicitaciones y los abrazos retuvieron a Peralta Sánchez alrededor de media hora, una vez concluida la sesión solemne, y en esa misma sala en la que se ratificó su triunfo, atendió a los medios de comunicación.

En la improvisada rueda de prensa, Peralta Sánchez llamó a los colimenses a dejar atrás el proceso electoral y cerrar heridas, y se comprometió a encabezar un gobierno muy cercano a la gente.

Además, descalificó las versiones según las cuales ya hay nombramientos para su futuro gabinete. Especulaciones, las calificó el mandatario electo; y detalló que ahora se enfocará con mayor énfasis en el proceso de transición, en la entrega-recepción de la administración estatal.

Peralta Sánchez también pronosticó que será necesario que su equipo esté al pendiente de un recurso de revisión que, presumiblemente, interpondrá su adversario, el panista Jorge Luis Preciado Rodríguez, ante la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, pero confió en que también esta instancia mantendrá su victoria.

Una vez concluida su primera comparecencia ante los medios en su calidad de gobernador electo, se dirigió a un templete improvisado afuera del TEE, pero en los 20 metros que tuvo que recorrer, empleó más de 40 minutos repartiendo besos y abrazos, escuchando solicitudes para su futuro gobierno.

Mientras tanto, un grupo musical deleitaba a los presentes con una cumbia dedicada al chikungunya.

Cuando por fin llegó al sitio de su discurso, el cielo no tenía ni media nube que hiciera sombra, así que Peralta y su comitiva se pusieron en una orilla del templete, bajo la sombra de un mango.

Desde ahí, el ex alcalde de Colima, ex secretario de Fomento Económico, ex subsecretario federal de Comunicaciones, pidió olvidar las diferencias que dejó el proceso electoral.

“Requerimos la unión de todos los colimenses para que, en convergencia con una sola visión, siempre nos pongamos a trabajar para construir ese colima que queremos, ese Colima del futuro”.

Calles repletas

La sesión estaba citada para mediodía, pero desde las 11:00 horas, las calles de la colonia residencial Girasoles, angostas y empedradas, comenzaron a recibir un flujo inusual de vehículos cuyos conductores se disputaban cualquier espacio de estacionamiento.

Alrededor de las 11:30 horas, el tramo de la calle Juan Álvarez, entre Adolfo Bécquer y León Felipe, estaba cerrado a la circulación vehicular y rebosaba de priistas que esperaban a Peralta Sánchez y se divertían al ritmo de la música que producía un grupo instalado a la sombra de otro árbol.

Así permaneció esa calle hasta después de las 14:00 horas, cuando la multitud finalmente se dispersó.

Derechos Reservados AFmedios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here