¿Sabes qué necesitas para someterte a un método anticonceptivo definitivo?

Colima.- Por cada 100 mujeres colimenses que se someten a una oclusión tubaria bilateral, también conocida como salpingoplasia o ligadura de trompas, 17 hombres acceden a una vasectomía, informó la coordinadora de Planificación Familiar de la Secretaría de Salud, Fabiola Cristabel Sandoval Bermejo.

“Antes era menor la participación del varón: teníamos cinco vasectomías por cada 100 oclusiones tubarias. Hay un gran avance, cada vez hay más equidad en pareja y se toma una decisión individual que es parte de la paternidad responsable”.

En entrevista con AFmedios, Sandoval Bermejo revela que cada año, tan solo en las instituciones de la Secretaría de Salud se practican, en promedio, 170 intervenciones en varones y mil en mujeres.

Sandoval Bermejo explica que los varones que se someten a la vasectomía en instituciones de la Secretaría de Salud tienen entre 18 y 75 años de edad; pero la mayoría de los varones que se someten a este procedimiento tiene entre 30 y 40 años; el nivel socioeconómico es variable: desde quienes no han terminado la primaria hasta profesionistas. La característica común, agrega, es que se trata de hombres informados que deciden responsablemente.

Los motivos son variados: desde quienes padecen enfermedades hereditarias que no quieren transmitir, hasta personas que han decidido que ya tienen los suficientes hijos, o que no quieren en absoluto ninguno.

El perfil predominante de quienes se someten a la oclusión tubaria bilateral es de mujeres de entre 20 y 40 años. Sandoval Bermejo lamenta que la cirugía por lo general se practique en función del número de embarazos totales que la paciente ya ha tenido (en promedio más de tres) y no de manera preventiva, considerando riesgos reproductivos como hipertensión en el primer embarazo, hemorragias, diabetes, cardiopatías variadas, daño renal, etcétera.

¿Qué es la oclusión tubaria bilateral (o salpingoclasia)?

La oclusión tubaria bilateral y la vasectomía son métodos anticonceptivos que se consideran definitivos.

La oclusión tubaria consiste en realizar una pequeña incisión quirúrgica, que se puede efectuar a través del ombligo en el momento inmediato a la atención del parto, o a nivel del nacimiento del vello púbico; también se puede realizar durante una cesárea. Para realizarla se pueden emplear diferentes tipos de anestesia dependiendo de las características físicas de la mujer.

A través de una pequeña herida efectuada en los sitios arriba mencionados, se identifican las trompas uterinas, las cuales se cortan y se ligan para impedir el paso del óvulo y de los espermatozoides, evitando así el embarazo.

¿Qué es la vasectomía?

La vasectomía consiste en una pequeña operación que se realiza sin bisturí, con anestesia local, haciendo una punción en la piel de la bolsa escrotal por arriba de donde se encuentran los testículos, a través de la cual se localizan, ligan y cortan los conductos deferentes, sitio por donde pasan los espermatozoides.

La vasectomía sin bisturí sólo impide el paso de espermatozoides, los cuales se siguen produciendo pero son absorbidos por el organismo

¿Cómo acceder a estos métodos definitivos?

Sandoval Bermejo explica que se puede acceder a una vasectomía gratuita en cualquier institución de la Secretaría de Salud, donde al solicitante se le somete a una entrevista en la que se califican ciertos factores de riesgo o contraindicaciones; por ejemplo, que no tenga malformaciones anatómicas en genitales, o que tenga una coagulación normal. No se requieren estudios quirúrgicos o de laboratorio.

Concluida la evaluación, y si el solicitante cumple con los requisitos, se somete a la vasectomía sin bisturí, un procedimiento quirúrgico sencillo que no requiere hospitalización.

El procedimiento en la mujer es más complejo, puesto que la oclusión tubaria sí requiere estudios de laboratorio y una valoración pre quirúrgica, pues es una intervención hecha en un quirófano.

También se les somete a un estudio psicoafectivo y de trabajo social para descartar cualquier alteración y garantizar que la paciente goce de sus facultades mentales íntegras, y que ratifique plenamente que comprende el alcance del método anticonceptivo y que autoriza que se le practique.

Desde que las personas cumplen 18 años, si así lo deciden libremente, pueden someterse a los procedimientos definitivos, previo estudio psicológico en el que se descarta cualquier enfermedad mental.

“Incluso en caso de discapacidad intelectual, los tutores legales también gozan del derecho a la realización de un método definitivo”.

Ni para la vasectomía ni para la salpingoclasia se requiere autorización del cónyuge o la pareja.

Derechos Reservados AFmedios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here