TAREA PÚBLICA

¿Elección definida?

Por: Carlos Orozco Galeana

La semana pasada fue pródiga en comentaros acerca del posible resultado de la elección del gobernador para el 7 de junio próximo.

Primeramente, aunque se arrepintió tras ser engañado, el presidente del Pan Gustavo Madero había afirmado a los cuatro vientos que el candidato panista en Colima no tenía oportunidad alguna de victoria. Luego, el exvocero del Pan durante el foxiato, Gabriel Aguilar, predijo también la victoria del PRI en esa contienda; el lunes pasado, el exgobernador Fernando Moreno Peña afirmó que los azules habían presentado como candidato al peor de los últimos años, y finalmente, la empresa Proyecta especificó que Ignacio Peralta aventaja dos a uno a su contrincante.

Esa situación no es buena para el desarrollo democrático, que plantea competencias fuertes y no proyecta quienes ganarán sino hasta contar las boletas. Entre menos se sepa las semanas previas quién ganará una contienda, se hablará más de una democracia en plenitud.

Desde un principio, afirmé que los perfiles de los candidatos más aventajados permitían suponer quien sacaría ventaja de sus atribuciones. Ignacio, Jorge Luis y Leoncio entraron a un proceso con el propósito de ganar, claro, pero al paso de las semanas, las cosas resultan claras sobre cómo la gente está tomando partido no obstante que apenas comienzan a delinearse las propuestas, sobre todo del primero.

Por un lado, aparecía Ignacio Peralta con una carrera administrativa consolidada tras varios años en el gobierno federal y estatal y con una elección ganada, y por la otra un candidato que solo había “ganado” tres posiciones por la vía plurinominal y que no se había atrevido a pasar el susto de las urnas. Dije de este que era el menos competitivo. Leoncio Morán, por su parte, surgió como una alternativa de sectores de la sociedad   civil que no están de acuerdo con los partidos dominantes, pero que carecen de estructura para constituirse en una opción sólida. Movimiento Ciudadano mide bien sus posibilidades y solo arriesga su dinero en función de los resultados que vaya visualizando. Locho está fuera de combate también en esta ocasión con menos del 10 por ciento de los votos que presumiblemente se depositarán en las urnas en junio.

Los comentaristas han afirmado, por otra parte, que las condiciones nacionales de cada partido, o mejor dicho, la aceptación que los personajes más altos en la escala del poder tienen frente a la sociedad, como serían Enrique Peña Nieto y Gustavo Madero, influirían en forma determinante en las preferencias, pero se aprecia que no es así.

Peña Nieto atraviesa por un momento crítico y con una aceptación que tocó fondo alrededor de los 30 puntos, pero sin embargo esta baja no ha lastimado las opciones de los candidatos de ese partido a gobernadores, alcaldes y diputados federales. A excepción de Baja California, donde parece muy probable el triunfo del Pan, y de Colima con Ignacio a la cabeza, en el resto de estados las batallas serán durísimas y no se sabrán resultados sino hasta la madrugada del 8 de junio.

Fernando Moreno Peña dijo una gran verdad sobre Preciado Rodríguez: es el candidato más malo que pudo haber presentado el Pan, y le asignó epítetos que me abstengo de mencionar porque la mayoría de colimenses ya saben de quién se trata. Además, me rebajaría en hacerlo. Mejor diré que en el terreno de las propuestas, donde supuestamente podría sacar algunos réditos, Jorge Luis ha quedado a deber. Se ha dedicado a impactar los sentimientos de la gente diciendo que venderá esto y aquello y que ha trabajado muy duro desde chiquillo; ha desplegado un discurso tremendista sobre un supuesto saqueo del dinero público, pero sin aportar datos que sustenten su denuncia, y últimamente usó una estrategia electrónica para otorgar beneficios a quien votara por él, lo cual se supo por la detención de simpatizante suyos.

Los ciudadanos que desean la alternancia política tendrán que esperar al menos otros seis años; por ahora no fue posible pues los partidos opuestos al Pri se dividieron y fracasaron en el consenso interno. Recuérdese que en dos ocasiones anduvieron así, “cerquititita”, de lograr sus fines. Otra vez será. Esperamos, sin embargo, conocer las propuestas de todos las semanas siguientes. ¿Elección de gobernador definida? Así parece.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here