TAREA PÚBLICA

El empleo es justicia

Por: Carlos Orozco Galeana

El candidato de la coalición Pri-Panal-Pvem al gobierno del estado, Ignacio Peralta Sánchez, presentó el eje temático dedicado al empleo denominado “Plan manos a la obra” y anunció que durante su gobierno   generaría un promedio de entre 8 mil y 10 empleos por año.

Dijo que actualmente la población económicamente activa del estado se ubica en 358 mil 933 colimenses, misma que crece entre 1.5 y 2 por ciento al año, lo cual establece un requerimiento de personal ocupado en términos de las cantidades citadas en párrafo anterior. Es obvio que si se desea más crecimiento económico y empleo, el compromiso debe ser más alto. Anunció también que, como parte de la estrategia, se crearán centros regionales de capacitación especializada acordes a cada polo de desarrollo: Colima-Villa de Álvarez (comercio y servicio), Tecomán-Armería (Agrícola) y Manzanillo (portuario industrial y turístico), en lo que es una estrategia singular porque focaliza necesidades.

Ignacio se adelanta al resto de sus competidores que aún no logra articular una propuesta coherente de gobierno. En temas económicos, el candidato priísta tiene capacidad reconocida, de ahí que genere la confianza de que sabrá manejar la economía estatal. Ojalá y Luis Videgaray, tan cuestionado aquí y allá, de una de cal por las que van de arena y apoye en su momento a su excompañero de gabinete con recursos financieros extraordinarios para desarrollar más aceleradamente la entidad y aplicar un plan viable y coherente. .

Colima es un estado que ha progresado los últimos años a un ritmo aceptable gracias a las inversiones federales que tienen a Manzanillo como campo principal. El puerto es escogido por muchos inversionistas para probar y hacer fortuna y no son pocos los que lo prefieren sobre otros para invertir y arriesgar sus capitales.

Por su experiencia como secretario de fomento económico en la administración estatal 2004-2009, Ignacio sabe qué es lo que debe hacerse para crear los empleos que se necesitan y dar cauce a las aspiraciones de miles de colimenses que se preparan en las aulas con el afán de integrarse a las actividades productivas. Hay miles de familias que se quedan sin patrimonio para apoyar a los hijos en sus estudios y al final de su preparación muchos tienen que salir de Colima por falta de oportunidades.

Así como México es una nación con historia, dignidad y futuro que aún no subordina la dinámica económica a un proyecto ético- político, esto es un proyecto productivo propio con justicia e igualdad de oportunidades, Colima requiere también un gran movimiento que genere opciones en un mercado laboral apretado, que pague más y mejor y se diversifique bajo la garantía de un entorno seguro y confiable.

Colima debe crecer más porque tiene condiciones que lo hacen factible. Han de impulsarse industrias generosas hacia el medio ambiente, alentando la inversión, la producción y el empleo por encima del comercio, a diferencia de como lo ha venido aplicando el modelo neoliberal.

Deben crearse oportunidades educativas basadas en propuestas innovadoras, concederle a los jóvenes becas para viajar y estudiar incluso al exterior mediante la creación de fondos financieros exclusivos para ellos y revertir la tendencia migratoria hacia las naciones extranjeras, principalmente USA. Cuando un joven se va de aquí porque no hay lo que encuentra, lo hace un tanto decepcionado porque el mercado de empleo no responde a la formación que adquirió.

El empleo es un factor que da estabilidad y felicidad a las familias, las unifica e integra. La pobreza es un problema ético, de justicia económica y de erosión del sentido de comunidad y vinculación con un estado de derecho.

Es importante que Ignacio considere en su iniciativa el desarrollo de las tecnologías de la información y de la comunicación, vinculadas con el sector de las telecomunicaciones. “Queremos retener el capital humano que Colima exporta a otras entidades y para eso necesitamos inversiones que permitan impulsar el sector de las tecnologías”.

IPS considera desde hoy un programa de empleo para jóvenes, tomando en cuenta que la base poblacional de menores de 35 años se está ampliando de manera importante y “muchos de ellos están capacitados y tienen títulos universitarios”. Esta es una parte de la propuesta de empleo de IPS. Ubíquese como un esfuerzo que ha de cobrar forma para, en efecto, aspirar a la felicidad, como dice su lema de campaña. El empleo es justicia.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here