TAREA PÚBLICA

La investigación, bien social

Por: Carlos Orozco Galeana

El desarrollo de la investigación en México es un tema sumamente complejo que palidece en los planes oficiales y por ello es complicado saber de sus alcances, de su estado actual, de sus posibilidades reales, de los presupuestos que el Estado y las universidades le asignan para que sea factor de consumación en el mundo académico.

México destina un porcentaje bajo de su pib a la investigación. De hecho, quienes de entre la academia se   quieren dedicar a ella como modo de vida, tienen que buscar otros horizontes a falta de apoyo en México. Mas lo esencial es que lo poco que se hace en la materia tenga una repercusión positiva para la sociedad y no nada más para satisfacer el ego de unas cuantas personas.

La investigación en todas sus manifestaciones es un bien colectivo y el recurso que se le destina proviene mayormente de contribuyentes; es decir, hay un esfuerzo social detrás de cada plan que contempla apoyo a la investigación en centros educativos públicos y por ello es fundamental que sus beneficios sean canalizados a satisfacer requerimientos sociales.

El investigador catalán Bernat López, quien hizo hace poco tiempo una estancia en el CUIS de la Universidad de Colima, dijo que la función del investigador académico es generar conocimiento relevante para tomar decisiones en la sociedad, pues de lo contrario se convierte en un documentalista. Entre sus aportaciones, ha de considerar no solo datos sino marcos interpretativos, teorías, modelos y herramientas para que instituciones o empresas tomen decisiones benéficas. En este contexto, afirmó Bernat, el investigador ha de hacer una crítica flexible, una autocrítica reflexiva, minuciosa y dispuesta a la refutación. “Hay que estar atento a la investigación preñada de ideología y radicalismos que obviamente no funciona por irreal y porque es propaganda disfrazada”.

Pero, al margen de las consideraciones valiosas de este académico, ¿ qué tan buena investigación se hace en México y qué porcentaje de ella se aplica e impacta el desarrollo nacional ? ¿ Por qué nuestro país está atrasado en la materia y ha sido rebasado por naciones emergentes con menos potencial que el nuestro ? ¿ Por qué los estudiantes y profesores de alto nivel se dedican poco a investigar y prefieren otras actividades profesionales ?

Estas son interrogantes que nos debemos plantear para enderezar el camino y darle a la investigación científica el sitial que merece. Es decir, no podemos seguir en el simulador, como que hay o no presupuesto o apoyos reales, como que investigamos pero no investigamos.

Considero que debe haber buenos estímulos para los maestros que se dedican a esa actividad porque investigar cuesta, tienen que hacerse gastos fuertes en estancias académicas dentro o fuera del país, en alimentación, hospedaje y transporte y hasta en seguros de vida. Si México ha recaído en esta actividad, es porque no se han hecho bien las cosas. En ciertos sectores educativos, prevalecen criterios políticos, sindicales, inercias, falta de visión de autoridades, etc, que a veces no permiten llevar adelante planes y programas de estudio y, por supuesto, nadie tiene jamás la culpa de nada.

Observo que numerosas instituciones educativas de nivel superior hacen poca investigación, que escasean las publicaciones de profesores en circuitos editoriales de prestigio reconocido y que se dedican preferentemente a sus labores frente a grupo o a otorgar asesorías a los alumnos para que avancen en su formación o en sus propias tareas. Estas actividades últimas son claves, oportunas en su contexto de formación, ¿ pero a futuro podrá escogerse el camino de la investigación y soportar indiferencias, falta de apoyo institucional, el afán documentalista y proyectar mejorías que toda actividad científica supone ?

La investigación es acción fundamental, bien aplicada permite a la sociedad avanzar. Si se entiende así, ya es dar un paso adelante. Lo dijo claro Bernat: no a la propaganda disfrazada de investigación, no a la ideología, o al turismo académico.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here