Indignación y polémica por triunfo de Beija-Flor en el Carnaval de Rio

La escuela de samba Beija-Flor ganó el miércoles el título de campeona del Carnaval de Rio de Janeiro, pero su victoria es blanco de fuertes críticas debido al presunto financiamiento de Guinea Ecuatorial.

Su lujoso y colorido desfile en el sambódromo de Rio ante 72.000 espectadores exaltó a África y en particular a esta excolonia española, gobernada con mano de hierro desde hace 35 años por el presidente Teodoro Obiang.

Tras su triunfo, la polémica explotó en las redes sociales, donde muchos brasileños bromeaban sobre cuál será el tema del desfile de Beija-Flor el año próximo: ¿Corea del Norte? ¿El Estado Islámico?

– «Apoyo cultural» –

El polémico mecenazgo fue revelado por el diario O Globo unos días antes del desfile. Según el periódico, el presidente Teodoro Obiang habría donado casi cinco millones de dólares a Beija-Flor.

El servicio de prensa de Beija-Flor dijo no obstante a la AFP que solo recibió «un apoyo cultural y telas importadas».

Teodorin, el hijo de Teodoro Obiang, asistió a los desfiles en la noche del lunes, desde un camarote en el sambódromo. Fue fotografiado con la bandera de Beija-Flor en mano. Según O Globo, pagó 42.000 dólares por el alquiler de dos camarotes donde exigió champán Dom Pérignon, y al día siguiente gastó 27.600 dólares en una parrillada de Rio.

Globo indicó el jueves que, según la policía federal, el presidente Obiang también se halla en Brasil desde el 12 de febrero, primero en Salvador de Bahia (noreste) y luego en Rio, para asistir a los desfiles. La policía federal no respondió las consultas de la AFP para confirmar la información.

La embajada de Guinea Ecuatorial en Brasil afirmó el jueves que el desfile ganador «fue una iniciativa de las empresas brasileñas que operan en Guinea Ecuatorial, conjuntamente con la escuela Beija-Flor», y que el país solo prestó apoyo cultural y «material para el espectáculo».

Uno de los directores de carnaval de Beija-Flor, Fran Sergio Oliveira, dijo a O Globo que estas empresas brasileñas son las constructoras Odebrecht y Queiroz Galvao, involucradas en el escándalo de corrupción en la estatal Petrobras, así como el grupo ARG.

En un comunicado, la embajada desmintió informaciones de prensa sobre la presencia del presidente Obiang en el sambódromo y dijeron que estaba en Camerún.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here