Argentina de Messi avanza a cuartos por Di María; Bélgica y EEUU cierran octavos

Argentina avanzó a cuartos de final in extremis al derrotar a Suiza 1-0 en el suplementario con gol de Angel Di María y espera rival entre Estados Unidos y Bélgica, que disputan el último partido de octavos de final de este Mundial-2014.

Tenía razón el papa Francisco cuando le dijo a su guardia Suiza en broma que «esto va a ser una guerra».

Lo fue para la selección albiceleste que sólo logró quebrar la resistencia helvética a falta de dos minutos para terminar el suplementario.

«Los héroes somos los 23 que estamos acá, los técnicos. Todos llegan a tiempo extra, sabíamos que podía pasar esto, dejamos el alma, la vida en cada pelota», dijo Di María al concluir la batalla de 120 minutos.

– Un descuido, basta –

En la única ocasión que Messi pudo dominar el balón más o menos libre y burlar a la ‘guardia suiza’, ahí se definió el encuentro.

‘La Pulga’ dribleó a un defensor y habilitó a Di María que con un disparo cruzado sometió al buen portero Diego Benaglio.

«Hoy merecíamos ganar, más allá de todo tuvimos muchas chances. Insistimos hasta el final y por suerte nos llevamos la victoria. Ayer fue Alemania, anteayer Holanda, hoy Argentina. En fútbol todo cuesta. No hay rival fácil. Hoy hicimos los méritos para ganar ante un rival que nos planteó un partido durísimo», dijo el volante central Javier Mascherano.

Los 40 millones de argentinos estuvieron al borde del infarto cuando a falta de un minuto para el cierre Blerim Dzemaili, que había ingresado minutos antes, estrelló un disparo en el vertical.

Suerte para Argentina, pero solo del azar no se vive en el fútbol, si Messi no está en su gran día.

Pero Messi sigue casi solo, esta vez no terminó él la maniobra pero dio la asistencia clave para el pase de Argentina a cuartos.

Ya es hora de que sus compañeros dejen de esperar todo el tiempo que «el enano frote la lámpara», como diría el portero Sergio Romero, y aparezca el equipo que se exige para afrontar instancias clave del torneo.

El técnico de Suiza Ottmar Hitzfeld no alardeaba cuando dijo que tenía la fórmula para anular al astro argentino del Barcelona, pero ese esquema flaqueó luego de 118 minutos de juego, y Suiza lo pagó caro.

Un vallado infranqueable de ocho jugadores suizo delante de su portero fue la fórmula, tan vieja como el fútbol, con el que tenía controlado al astro argentino.

– EEUU y Bélgica cierran octavos –

Estados Unidos y Bélgica disputarán en el estadio Fonte Nova de Salvador de Bahía el último choque de octavos de final un duelo en el que los europeos aparecen como favoritos.

Bélgica respondió en parte a los pronósticos de selección sorpresa al completar la fase de grupos con marcha perfecta, pero habrá que ver cómo reacciona en partidos de vida o muerte.

El equipo norteamericano a su vez avanzó a octavos como segundo de Alemania, con igual cantidad de puntos (4) que Portugal, pero mejor diferencia de goles.

El seleccionador de Estados Unidos, el alemán Jürgen Klinsmann, dijo que respeta mucho a Bélgica pero que no le teme y de paso, en rueda de prensa, criticó la designación del árbitro argelino Djamel Haimoudi porque «habla francés» como los belgas.

«Este árbitro argelino habla francés. Podrá hablar con los belgas en su lengua. Espero que no sea un problema», se quejó.

Bélgica, en tanto, espera mucho de su astro Eden Hazard, autor de dos pases decisivos en la primera vuelta del Mundial, aunque sin el nivel aún que mostró con el Chelsea en la última parte de la Premier League.

«A partir de ahora, con la confianza acumulada por tres victorias, tendríamos que poder jugar de una manera más relajada. Debería ser también mi caso», declaró estos últimos días.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here