Tanzania detecta un gran aumento de la caza furtiva de elefantes

El gobierno de Tanzania detectó un aumento de la caza furtiva de elefantes desde que el ejecutivo se viera obligado a poner fin hace dos meses a una controvertida campaña contra esta práctica, indicó el lunes un viceministro tanzano.

En noviembre y diciembre, más de 60 elefantes fueron asesinados en todo el país, según el viceministro de Turismo y de Recursos Naturales, Lazaro Nyalandu.

«Sólo se mataron dos elefantes» en octubre, cuando la campaña contra la caza furtiva estaba vigente, precisó.

La campaña, apodada «Operación Tokomeza» («aniquilar» en swahili), estuvo acusada de provocar muertes, torturas y violaciones. Los guardias tenían orden de disparar a matar contra los cazadores furtivos.

Tras el fin de esta campaña, Nyalandu señaló que Tanzania se reunirá con los gobiernos y organizaciones extranjeras para encontrar una solución. Entre ellos, la Unión Europea o los países asiáticos.

La caza furtiva de elefantes y de rinocerontes, masacrados por sus colmillos y cuernos, aumentó de manera exponencial estos últimos años en África, motivada por una fuerte demanda en Asia y Oriente Medio.

El fenómeno amenaza el turismo, fuente esencial de ingresos para Tanzania.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here