Cambios mentales después de un bypass suelen ser pasajeros

EU.- El deterioro cognitivo que a veces aparece después de un bypass coronario sería pasajero, según sugiere un nuevo estudio.

Publicaciones previas habían mostrado que los trastornos cognitivos afectan a hasta dos tercios de los pacientes de alta después de un bypass, un procedimiento para restablecer el flujo sanguíneo mediante el injerto de un vaso sanguíneo sano alrededor de uno obstruido para que la sangre «pase por alto» el vaso dañado.

El nuevo estudio y otras pruebas recientes sugieren que los cambios cognitivos no deberían ser preocupar demasiado a la mayoría de los pacientes que optarán por el bypass, según indicó Ola Selnes, neurólogo de The Johns Hopkins Hospital, Baltimore.

«Los que padecen algún trastorno son los que ya tenían alguna enfermedad del sistema nervioso central», dijo Selnes, autor de un comentario publicado con el estudio. «Y aun en esos pacientes, el deterioro cognitivo no es permanente. La mayoría se recupera a los tres meses aproximadamente».

Un equipo de Australia comparó las habilidades cognitivas de 16 pacientes con un bypass coronario, de 15 pacientes con una cirugía pulmonar menos invasiva y de 15 voluntarios sanos. Lo hizo con una batería de pruebas cognitivas antes y después de las intervenciones.

Los pacientes con el bypass coronario comenzaron con un menor funcionamiento mental que el grupo control. A la semana de la cirugía, siete pacientes con el bypass y cinco pacientes operados de los pulmones tenían un nivel significativo de deterioro cognitivo.

La mayoría de esos trastornos podría atribuirse al estrés, la depresión y la ansiedad de los pacientes, según publica en “The Annals of Thoracic Surgery” el equipo de Stephen Robinson, de la Universidad RMIT, Melbourne, Australia. Los efectos de la anestesia y el dolor postquirúrgico también podrían influir.

A las ocho semanas, una sola persona con bypass coronario seguía con deterioro cognitivo, según revelaron los tests. Es más: cuatro pacientes con bypass y dos pacientes operados de los pulmones mejoraron sus capacidades cognitivas por encima de su estado prequirúrgico.

«Existe la posibilidad de que si se trata la enfermedad coronaria, el cerebro podría beneficiarse de manera secundaria con la normalización del flujo sanguíneo y eso, a la vez, protegería del deterioro cognitivo que ocurre con la edad», agregó Selnes.

Dijo que mientras no habría que optar por el bypass coronario para reforzar las capacidades cognitivas, quienes necesitan el bypass no deberían evitarlo por temor a padecer complicaciones mentales.

«Deberían optar por el tipo de cirugía que el cardiólogo o el cirujano recomienda -agregó-. No deberían rechazar la cirugía tradicional (de bypass) por el riesgo de padecer deterioro cognitivo».

Con información de Reuters

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here