El presidente del IFE cree que México aún necesita más cultura democrática

El consejero presidente del Instituto Federal Electoral (IFE) de México, Leonardo Valdés Zurita, defendió hoy la legalidad del último proceso electoral en México, aunque reconoció que la sociedad mexicana todavía padece de «un déficit de cultura democrática».

En una entrevista con Efe en la ciudad española de Salamanca, Valdés Zurita defendió la victoria lograda por Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en las pasadas elecciones presidenciales, un resultado denunciado como «fraudulento» por el candidato de la izquierda mexicana, Andrés López Obrador.

El presidente del órgano de vigilancia y control del sistema electoral de México participa durante esta semana en una serie de debates sobre Derecho Público General, organizado por la Universidad de Salamanca (centro).

Leandro Valdés explicó que desaparecerá el clima de enfrentamiento de los partidos mexicanos, que se acusan entre ellos de fraude electoral, cuando se avance «en la consolidación de una cultura democrática».

En su opinión, «dejará de ser efectiva esa propaganda cuando se logre que los ciudadanos sean más analíticos, más críticos, no sólo con lo que hace el gobierno, sino todos los actores políticos».

El presidente del IFE pidió cautela al hacer juicios de valor sobre los supuestos fraudes cometidos en las últimas elecciones presidenciales en México del pasado 1 de julio y las denuncias sobre financiación irregular del PRI.

«El tema del dinero y la política es muy delicado para la democracia en el mundo, no sólo en México», añadió y, al mismo tiempo, dejó claro que el asunto del fraude electoral ya ha quedado zanjado por parte del Tribunal Electoral del Poder Judicial de México, que «ha validado» la elección de Peña Nieto.

Como presidente del órgano de vigilancia y control del sistema electoral mexicano, Valdés no dio su opinión respecto a las continuas denuncias hechas públicas por el candidato de la izquierda mexicana, Manuel López Obrador.

Sin embargo, mostró su satisfacción por la decisión de López Obrador «de conformar un nuevo partido político», ya que «le ubica dentro de la legalidad, pues los partidos políticos son legales y reciben financiación pública».

Ante estas nuevas circunstancias, Valdés afirmó que confía en que la próxima legislatura, que presidirá Peña Nieto, será «tranquila» pues, en su opinión, los diferentes partidos «tienen claro que México requiere de la construcción de consensos» y que «la gobernabilidad democrática se construye a partir de propuestas encima de la mesa».

Por ello, manifestó su «intuición» de que los diversos grupos parlamentarios «van a construir los consensos para instalar el nuevo gobierno».

Pidió a la izquierda mexicana «profesionalidad y compromiso», ya que han votado a esta coalición «más de 15 millones de personas» y tienen «la obligación política de representarlos y de tener en cuenta los intereses de los que no le votaron para construir la gobernabilidad que le hace falta a México».

Mientras se va consolidando la democracia en el país, el narcotráfico es, a juicio del presidente del IFE, uno de los escollos para su asentamiento definitivo.

Manifestó su confianza en la resolución de este fenómeno «cuando todos unidos se logre avanzar en la idea de la pacificación y en la de evitar que la violencia sea un ingrediente cotidiano» de México.

«Más allá de la acción gubernamental, la de la sociedad civil comienza a dar resultados», añadió, y puso como ejemplo Ciudad Juárez, «donde se han restablecido las condiciones de paz y de tranquilidad», pese a que hace más de tres años era uno de los lugares más inseguros del planeta.

«Ha sido muy importante la acción civil para lograr que regresen muchos de los ciudadanos que huyeron de la violencia», concluyó. EFE{jathumbnail off}

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here