Curiosity pulveriza roca con láser

El explorador Curiosity pulverizó una roca con disparos de rayos láser en Marte a fin de determinar su composición, reporto aquí la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA por sus siglas en inglés) .

Los ingenieros seleccionaron la roca denominada N165, del tamaño de una pelota de softbol, que en diez segundos desintegraron con 30 disparos de láser, cada uno con más de un millón de vatios de potencia en cada pulso de cinco mil millonésimas de segundo.

A uno de los trozos de la roca, convertida en plasma, se le tomaron imágenes con el espectrómetro del láser denominado ChemCam, para determinar su composición.

Al igual que las fotos iniciales tomadas por las cámaras de Curiosity, el ejercicio con el láser pretende comprobar si ChemCam estaba funcionando de forma correcta.

Los científicos e ingenieros del Laboratorio de Propulsión de Pasadena señalaron que movieron el vehículo espacial a otra área a unos mil 300 metros al este-sureste de Glenelg, un área cercana a donde amartizó.

Durante meses, los operadores estarán recabando información de elementos de Marte y aunque la misión tiene una duración prevista de 23 meses, esta podría durar mucho más tiempo.

La preocupación por tener éxito en la misión es permanente ya que un error o descuido podría impactar en la misión científica que tuvo una inversión de dos mil 500 millones de dólares.

Se adelantó que en los próximos días, los ingenieros de JPL pondrá a prueba los controles de la dirección del explorador.

Desde su llegada a Marte, los ingenieros de la NASA han estado realizando pruebas de los 10 poderosos instrumentos de alta tecnología que posee el robot a fin de asegurarse de que todo funcione bien.

Se ha medido el medio ambiente local y se ha determinado que la temperatura es de 2.77 grados centígrados, y se han tomado fotos de los terrenos circundantes como la roca sedimentaria en la base del Monte Sharp, objetivo final del explorador.

Dentro de los próximos días, los ingenieros planean realizar pruebas de movimiento de las ruedas del robot para ver si el vehículo está listo para avanzar, señaló el geólogo John Grotzinger, científico del proyecto para la misión.

Explicó que el Curiosity se movería con precisión a sus objetivos científicos más cercanos, como las áreas de superficie que fueron quemadas por los cohetes del explorador en su aterrizaje, dejando al descubierto algunas rocas interesantes debajo.

Estas áreas han recibido el nombre de importantes formaciones geológicas en el norte de Canadá como: Burnside, Hepburn, Goldburn, y el Dragón Durmiente.

Grotzginer comentó que la formación denominada Goldburn ha atraído mayor atención, ya que tiene algunos patrones interesantes de color con partes más claras y más oscuras.

El primer mayor objetivo ha sido nombrado Glenelg, el cual se encuentra un poco al este del punto de aterrizaje del explorador.

Una serie de interesantes objetivos geológicos se encuentran allí, incluyendo cráteres pequeños que darán una idea del subsuelo de Marte y el terreno que será de utilidad para la prueba de perforación y excavación del Curiosity.

El Curiosity tiene la capacidad de desplazarse y, entre otros aditamentos especiales, cuenta con una pequeña perforadora para extraer muestras. EL UNIVERSAL {jathumbnail off}

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here