Records y épica revancha de Francia sobre Phelps en natación

Londres.- Francia logró el domingo un épico triunfo con sabor revancha sobre los Estados Unidos de Michael Phelps en los relevos 4×100 metros libres en los Juegos Olímpicos de Londres-2012, en una noche de locura en la que cayeron dos records mundiales y «La Marsellesa» sonó por duplicado.

Si la natación necesitase una promoción a nivel mundial para ser más popular, sin dudas un vídeo de la segunda jornada de finales de los Juegos de Londres sería el recurso ideal, visto lo sucedido en un Parque Acuático en ebullición.

El punto culminante de la velada fue la increíble carrera en la que Francia se proclamó campeona olímpica de los relevos 4×100 libres por primera vez en su historia, al vencer a los Estados Unidos de Michael Phelps, que ganó su 17ª medalla.

La final fue un ‘remake’ de la celebrada cuatro años atrás en el Cubo de Pekín, pero esta vez fueron los franceses, liderados por un Yannick Agnel que se vistió de héroe, los que arrebataron el oro a los estadounidenses en los últimos metros.

Estados Unidos había ganado el título en Pekín-2008 con récord mundial en una recordada carrera en la que el veterano Jason Lezak superó de manera increíble al francés Alain Bernard en los últimos 25 metros para darle a Phelps su octava medalla dorada.

En Londres, los papeles se invirtieron y Yannick Agnel remontó a la estrella Ryan Lochte en la piscina final para tocar primero la pared, mientras sus compañeros se abrazaban y el público deliraba en las tribunas.

«Ganamos la medalla más bella y eso nadie podrá quitárnoslo jamás», dijo Fabien Gilot, que acompañó a Agnel junto con Amaury Leveaux y Clement Lefert.

A pesar de la derrota, Phelps celebró haberse recuperado de su fracaso el sábado en la final de los 400m estilos, donde quedó cuarto, perdiendo su doble título olímpico en la distancia justamente a manos de Lochte.

Con la plata de este domingo, Phelps tiene ahora 17 preseas olímpicas (ocho oros de Pekín-2008 y seis oros y dos bronces en Atenas-2004) y necesita dos medallas más en estos Juegos para superar a la gimnasta soviética Larisa Latynina, que obtuvo 18 entre 1956 y 1964.

Antes de este thriller, cayeron dos récords mundiales, uno entre los hombres y el segundo de estos Juegos para las mujeres.

Del lado de los hombres, el sudafricano Cameron van der Burgh se adjudicó a medalla de oro de la prueba de 100 metros braza con una nueva plusmarca mundial de 58.46 segundos.

Van der Burgh se quedó recostado largo rato sobre la soga de goma que separa los carriles de la piscina cuando se enteró que había batido la plusmarca mundial en manos del australiano Brenton Rickard desde 2009 con un tiempo de 58.58.

Por su parte, la estadounidense Dana Vollmer se coronó en los 100m mariposa convirtiéndose en la primera mujer que nada por debajo de los 56 segundos (55.98).

Vollmer sumó este título olímpico al campeonato mundial obtenido en Shanghai-2011 y de paso pulverizó el récord de 56.06 que había establecido la sueca Sarah Sjostrom en el Mundial de Roma-2009.

Para Francia, la velada fue más que redonda, ya que en la restante final celebrada el domingo Camille Muffat ganó la medalla de oro de los 400m libres con un nuevo récord olímpico.

Muffat superó a la estadounidense Allison Schmitt y a la británica Rebecca Adlington (4:03.01), para proclamarse como segunda nadadora francesa campeona olímpica de la historia, después de Laure Manaudou, oro en la misma distancia en Atenas-2004.

Con información de agencias

{jathumbnail off}

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here