Federer y Serena Williams vuelven a Wimbledon por el oro olímpico

Roger Federer y Serena Williams iniciarán el sábado una inusual defensa del título de Wimbledon que alzaron hace apenas tres semanas.

Pero esta vez, estará en juego el oro olímpico.

Ni Williams ni Federer han ganado nunca el oro individual en unos Juegos Olímpicos. Pero saben lo que es triunfar sobre la hierba de Wimbledon. El suizo, en siete ocasiones, la estadounidense lo hizo cinco veces.

Federer debutará en la competencia frente al colombiano Alejandro Falla. Un duelo teóricamente desigual, ya que se trata del número uno del mundo frente al 51.

Sin embargo, Falla ya puso en serios apuros a Federer en la primera ronda de Wimbledon de 2010, cuando le ganó los dos sets iniciales al astro suizo. Incluso en el cuarto parcial pudo haber ganado el game decisivo con su saque, pero Federer dio la vuelta al marcador y acabó imponiéndose por 5-7, 4-6, 6-4, 7-6 (1), 6-0.

En un torneo como el olímpico, con los partidos al mejor de tres parciales, salvo la final, Falla hubiera eliminado a Federer.

«(Federer) es el favorito siempre que juega acá. Lo conozco muy bien y él me conoce muy bien», dijo Falla. «Voy a tener que jugar mi mejor tenis si quiero tener una oportunidad de ganar, pero estamos hablando de Roger, que acaba de ganar Wimbledon por séptima vez».

«Ganar los juegos es más difícil que Wimbledon. Son apenas seis partidos y además a tres sets», admitió Federer.

La ausencia del lesionado Rafael Nadal ha dejado el cuadro del suizo muy despejado hacia la final. Los otros dos favoritos, el serbio Novak Djokovic y el británico Andy Murray, quedaron emparejados en la parte baja del cuadro.

El camino del suizo está bastante limpio hasta los cuartos de final, en los que podría cruzarse con Janko Tipsarevic o quizá John Isner. En semifinales, los rivales teóricamente más peligrosos serían el español David Ferrer, cuarto cabeza de serie, y el argentino Juan Martín del Potro, octavo preclasificado.

Del Potro también arrancará su competencia el sábado frente al croata Ivan Dodig. Otro de los argentinos en liza será David Nalbandian, que además afrontará un complicado doble compromiso.

El argentino disputará en primer turno su partido de individuales frente a Tipsarevic, séptimo preclasificado, y luego volverá a pisar la cancha con Eduardo Schwank para afrontar la primera ronda de dobles frente a la pareja francesa que forman Michael Llodra y Jo-Wilfried Tsonga, segundos cabezas de serie en Londres.

Carlos Berlocq se medirá al ruso Alex Bogomolov, mientras que el cuarto argentino en competencia, Juan Mónaco, debutará el domingo.

Mónaco, que llega a Londres tras debutar en el décimo puesto del ranking mundial, quedó en la llave más complicada del cuadro, en la que se encuentran Murray, Djokovic y Tsonga. El tenista argentino podría enfrentarse con Tsonga en tercera ronda y a Djokovic en cuartos de final.

Aunque no pierde la fe.

«Las sensaciones son muy buenas», señaló Mónaco. «Cuando uno viene pasando un buen momento, no importa el cambio de superficie y la adaptación».

«Me siento con una gran motivación, con confianza», añadió.

En categoría femenina, Williams, cuarta preclasificada, se enfrentará con la serbia Jelena Jankovic. La polaca Agnieszka Radwanska, segunda cabeza de serie, iniciará la competencia ante la alemana Julia Goerges y la danesa Caroline Wozniacki se medirá a la británica Anne Keothavong.

La número uno Victoria Azarenka jugará su partido de primera ronda el domingo.

En el programa de dobles, los hermanos Andy y Jamie Murray se medirán a los austriacos Jurgen Melzer y Alexander Peya y los brasileños Thomaz Belluci y Andre Sa tendrán un más que difícil compromiso ante los favoritos hermanos Bryan —Mike y Robert— de Estados Unidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here