Tamaulipas: coche-bomba mata a dos policías

Dos policías estatales muertos y otros cuatro heridos, fue el saldo que dejó la explosión de un coche-bomba a las afueras de la residencia del titular de la Secretaría de Seguridad Pública del estado, Rafael Lomelí Martínez, en Ciudad Victoria, confirmó el gobierno del estado de Tamaulipas.

El ataque ocurre a menos de una semana de que otro auto con explosivos estallara en el estacionamiento de la alcaldía de Nuevo Laredo, y que causó lesiones al menos a siete personas.

Durante la presente administración estatal se han registrado un total de siete explosiones de coches-bomba, que han ido acompañados de una ola de ataques con granadas a comercios y agencias automotrices, atentados que se han registrado en su gran mayoría en la capital del estado, Ciudad Victoria.

De acuerdo con un recuento periodístico, en lo que va del año han ocurrido 15 atentados con explosivos en diferentes municipios tamaulipecos, de los cuales 10 fueron estallidos de granadas y cinco de coches-bombas.

En un comunicado la Procuraduría General de Justicia Estatal (PGJE) indicó que al filo de la medianoche del 2 de julio se produjo la explosión de un artefacto depositado en un auto estacionado en el fraccionamiento Campestre de Ciudad Victoria, en la inmediación del domicilio particular de Lomelí, quien salió ileso del atentado y “se encuentra en cabal estado de salud y al frente de sus funciones”.

La explosión mató a dos elementos en servicio de custodia. En el lugar se atendió a otros tres en estado grave y uno más que muestra una condición estable, indicó.

El gobierno de Tamaulipas confirmó el atentado con un coche-bomba y expresó su más alta y enérgica condena a “la cobarde agresión” que sufrió el funcionario y segó la vida de los escoltas. Por la naturaleza del material utilizado, indicó, la Secretaría de la Defensa Nacional y la Procuraduría General de la República (PGR) tomaron conocimiento de los hechos. Con la colaboración de la PGJ se iniciaron los trabajos periciales.

Autoridades de la PGR informaron que se integra la averiguación previa PGR/ TAMPS/CV-I/2639/ 2012, por violaciones a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos y los delitos que resulten.

Al condenar el atentado contra Lomelí Martínez, el secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, expresó que ello es una muestra más de que la lucha contra la delincuencia no está concluida y se tiene que redoblar el esfuerzo para erradicar el problema. “Quiero expresar una condena enérgica, un repudio firme contra el atentado al secretario de Seguridad Pública de Tamaulipas (…) y lamentar el fallecimiento de dos de los elementos de su escolta”.

En conferencia, Poiré manifestó que el atentado se da en un contexto de lucha irracional y sangrienta por los negocios criminales que se vinculan al tráfico de estupefacientes y otros crímenes del fuero común.

Previo a este ataque dirigido a Lomelí, el viernes pasado un auto-bomba estalló en el estacionamiento de la alcaldía de Nuevo Laredo. Antes, el 19 de marzo, un atentado similar se registró afuera de las instalaciones del diario Expresso en Ciudad Victoria; no hubo heridos.

El 24 de abril estalló un vehículo frente a las instalaciones de la Dirección de Seguridad Pública; causó sólo daños materiales. El 24 de mayo otro coche-bomba estalló en el hotel Santa Cecilia; hirió a siete elementos de la Policía Estatal.

El recuento periodístico indica que las explosiones de granadas han dejado un saldo total de 21 personas lesionadas. Los atentados con artefactos explosivos en vehículos suman 20 y con dos policías muertos.

con información del Universal

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here