Estados Unidos aborta un ataque terrorista; intercepta dos paquetes-bomba

Las agencias de inteligencia de Estados Unidos abortaron ayer ataques terroristas contra sinagogas de Chicago, al interceptar dos paquetes con explosivos procedentes de Yemen en aviones de carga en el Reino Unido y Dubai, que se disponían a viajar a EU.

El presidente Barack Obama, que estuvo al tanto de la operación desde la noche del jueves, compareció ayer ante la prensa para informar de que los dos paquetes contenían realmente explosivos y que, por tanto, eran una amenaza “creíble”.

El destino de los dos artefactos eran sinagogas de Chicago, precisamente la ciudad de Obama y a la que visita hoy en campaña electoral, de cara a los comicios legislativos del 2 de noviembre.

La firma de Al Qaeda. El primer paquete fue encontrado en un avión de la firma UPS en el aeropuerto de East Midlands, en el condado de Leicestershire en el Reino Unido. El segundo apareció después en Dubai, dentro de un avión de la compañía Emirates.

Los servicios de seguridad atribuyen los artefactos a la “sucursal” que Al Qaeda tiene en Yemen, donde se han originado los últimos intentos de atentado de la organización de Osama bin Laden contra EU.

El joven nigeriano Umar Farouk Abdulmutallab, que trató de volar un avión con destino a Detroit el pasado día de Navidad, reconoció haber recibido entrenamiento en Yemen, en tanto Faisal Shahzad, que intentó explotar un coche bomba en Times Square, en Nueva York, cinco meses después, tuvo contactos con un clérigo radical en Yemen.

El análisis del explosivo hallado en los paquetes revela que es el mismo que trató de utilizar Abdulmutallab, el PETN, utilizado como componente para explosiones industriales.

El asesor para la lucha contra el terrorismo de la Casa Blanca, John Brennan, indicó que las autoridades examinan todos los paquetes en tránsito procedentes de Yemen, el lugar de origen de los objetos sospechosos. Fue el propio Brennan el que se puso en contacto con el presidente yemení, Alí Abdulah Saleh, quien ha expresado su “completa colaboración”.

No obstante, el Gobierno de Yemen emitió hoy un comunicado en el que muestra su sorpresa por los vínculos que se atribuyen al país con los dos artefactos, dado que, según explica, ningún avión de carga ha partido en las últimas horas de Yemen, de manera directa o con escalas, rumbo al Reino Unido o Estados Unidos.

Vuelo sospechoso. Las medidas de precaución llevaron además a las autoridades a desviar hasta Nueva York un vuelo comercial con pasajeros y carga procedente de Yemen.

El vuelo fue interceptado por cazas canadienses, que lo escoltaron hasta la frontera con EU, donde fueron relevados por dos aviones militares estadounidenses.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here