Comala

 

 

 

 

Comala, el «Pueblo Blanco de América», es muy distinto al Comala que Juan Rulfo hiciera famoso en su novela «Pedro Páramo». El real Comala, el de Colima, es alegre y se caracteriza por su caserío de trazo limpio y exacto, en donde el blanco de sus fachadas resalta junto a sus rojos tejados y a los detalles de herrería estilo Alejandro Rangel Hidalgo, que en conjunto y rodeados de abundante vegetación, crean una inigualable atmósfera.

Fue declarado Zona de Monumentos Históricos en 1988 por el Gobierno del Estado, y en el 2002 fue elegido para formar parte del Programa Nacional «Pueblos Mágicos de México». Este programa es encabezado por la Secretaría de Turismo (Sectur). Los objetivos son: acrecentar el desarrollo económico y acervo cultural, restaurar, rescatar y reforzar la imagen urbana de la población, respetando su tipología, tradiciones y costumbres, crear nuevos proyectos que complementen la infraestructura, crear conciencia en los habitantes del valor del pueblo y propiciar el aumento en la estadía y ocupaciones turísticas promoviendo a nivel nacional e internacional a los pueblos participantes. 

 

Encabezado por el municipio de Comala y el Gobierno del Estado, a través de la Secretaría de Turismo se creó el “Comité Turístico Comala Pueblo Mágico” cuyo objetivo es promover la generación de un programa que defina las acciones que ayuden a preservar la identidad y el patrimonio cultural. Derivado de ello, se definieron cinco grupos de trabajo: Obras e Infraestructura, Organización Social y Comunitaria, Apoyo Empresarial y Financiamiento, Servicios y Promoción Turística, y Cultura y Patrimonio.

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here