Luego de militar por más de 46 años en el Partido Revolucionario Institucional, este día José Narro Robles, quien contendía también por la dirigencia del organismo político, hizo pública su renuncia a la contienda y a la militancia. A él se sumó la periodista y política Beatriz Pagés.

“Hoy hago pública mi decisión de renunciar a formar parte de la #simulación en el proceso de elección de la nueva dirigencia de mi partido, pero también mi renuncia al @PRI_Nacional, partido en el que milité por más de 46 años”.

El exrector de la UNAM y exsecretario de Salud, en un video explica las causas por las que tomó la decisión, resumiendo los errores en los que el PRI ha caído y por los que fue derrotado.

A la cabeza ubicó a la simulación y los excesos, luego al desapego de las causas, la falta de democracia interna y la lejanía cuando no olvido de la militancia y de los liderazgos de base.

Claudia Ruiz Massieu, actual dirigente del partido lamentó la decisión de Narro Robles, reconociendo su trayectoria, prestigio, calidad moral y compromiso con el país.

El respaldo a la líder y al Comité Ejecutivo Nacional del PRI no se ha hecho esperar, entre las manifestaciones de apoyo destacan las de gobernadores como el de Colima (José Ignacio Peralta Sánchez), Tlaxcala (Marco Mena), Oaxaca (Alejandro Murat), Zacatecas (Alejandro Tello), Campeche (Carlos Miguel Aysa González), y Coahuila (Miguel Riquelme).

El expresidente de la República por el Partido Acción Nacional, Vicente Fox Quesada, tampoco perdió la oportunidad de mandar un mensaje y señalar que México necesita de un PRI de verdadera oposición.

Incluso en un mensaje dirigido a Narro dijo que da tristeza conocer por ti hacia dónde se encaminana el PRI y que son malas señales en esta alianza del PRI MOR. “Que lastima por México y por el Pri”.

“El Comité Ejecutivo Nacional lamenta la decisión tomada por el Dr. José Narro Robles de renunciar a participar en el proceso de renovación de la dirigencia nacional, así como su renuncia como militante de este instituto político, pues todo el priismo nacional reconoce su trayectoria, su compromiso y su vocación de servicio”, cita un comunicado del PRI.

 El comunicado establece que respeta la decisión y realiza varias precisiones: 

La dirigencia nacional ha acatado el mandato del Consejo Político Nacional, que el pasado 27 de febrero, por unanimidad, tomó la decisión de renovar la dirigencia nacional por medio de una elección abierta, libre y democrática con la participación de toda la militancia.

El Comité Ejecutivo Nacional reitera su compromiso de seguir garantizando que el proceso de renovación se lleve a cabo en un marco de equidad, neutralidad e imparcialidad.

El CEN está a la espera de que el INE remita el padrón de electores verificado, actualizado y depurado, que será utilizado en este proceso electivo.

Hacemos una convocatoria a los sectores, organizaciones y toda la militancia a participar en la renovación de la dirigencia nacional, con la confianza de que este será un proceso del que los priistas saldremos fortalecidos.

 A continuación el texto íntegro de Narro Robles en su video: 

Siempre he considerado a la simulación como un mal indeseable…, con esto en mente decidí participar en el proceso de elección de la nueva dirigencia del PRI, mi determinación la fundé en el compromiso que tengo con mi país y mi partido.

En estos tiempos de regresión a formas centralistas y autoritarias que creíamos superadas se requiere del fortalecimiento del sistema de partidos políticos y de la organización de una oposición verdadera, sin temores ni flaquezas producto de una historia de conductas indebidas.

Resolví participar porque el PRI atraviesa por una etapa de riesgos graves, lo hice sin un proyecto personal solo con la idea de poner al servicio del partido mi hoja de vida para ayudar.

En estos tres meses y medio he intercambiado opiniones con miles de militantes, he conocido sus reclamos y expectativas, sus denuncias y deseos, su enojo y su compromiso.

Esas vivencias me han permitido identificar algunos de los males que explican la contundente derrota electoral que sufrimos hace un año. A la cabeza de ellos ubico a la simulación y los excesos, cerca al desapego de nuestras causas, la falta de democracia interna y la lejanía cuando no olvido de la militancia y de los liderazgos de base.

Estoy convencido que lo mejor del PRI es su militancia, la que clama por el cambio, por la corrección del rumbo y la eliminación de las falsedades, por la erradicación de la corrupción y el uso indebido del poder.

Derechos Reservados AFmedios