Ciudad de México.- Eduardo Villegas Mejía, coordinador de Memoria Histórica y Cultural de México de la Presidencia de la República, presentó la Estrategia Nacional de Lectura, la cual tendrá tres principales ejes: formar hábitos, asegurar la disponibilidad de los materiales y resignificar la lectura.

En el primer eje, formativo, participarán la Secretaría de Educación Pública, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y la red de bibliotecas del país.

En el segundo eje, el material, se facilitará el acceso a libros en distintas zonas del país, para ello se trabajará de la mano con la Biblioteca Nacional, Imjuve, Inapam, Metro de la ciudad de México, Secretaría de Cultura, Cámaras de Diputados y Senadores, Reclusorios Federales y el Fondo de Cultura Económica.

Por parte de la Secretaría de Cultura colaborarán la dirección de bibliotecas, publicaciones, Educal, Alas y raíces, Indautor, INEHRM e INALI.

El eje persuasivo trabajará de la mano con el Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, Canal 14, IMER, Canal 11, Radio Educación, Capital 21, además de las empresas Google, Apple, Amazon y el Consejo Mexicano de la Comunicación.

Mejía Villegas explicó que los esfuerzos van encaminados a fomentar la lectura, para también mejorar la comprensión lectora en la sociedad.

“Sólo avanzaremos en el conocimiento de lo que hemos sido y la imaginación de lo que podemos ser, cuando la lectura sea una actividad cotidiana, cuando haya textos de literatura e historia disponibles hasta en las comunidades más apartadas; en fin, cuando asociemos el acto de leer con el disfrute, la verdad y el crecimiento personal, más que con el aburrimiento, la pedantería o el castigo.”

En esta estrategia también se facilitará la impresión de libros en lenguas indígenas, para que sean accesibles a los más de 50 pueblos originarios que conforman en el país.

Durante la presentación, el presidente Andrés Manuel López Obrador recordó que en el Fondo de Cultura Económica se han publicado muchos libros baratos y de gran valor, para facilitar el acceso a ellos.

Recordó que la lectura en los jóvenes no deberá estar peleada con el uso o acceso a internet, pero que se debe fomentar su uso que es “un goce extraordinario”.

Derechos Reservados AFmedios