Colima.- Esta mañana el alcalde de Colima, Leoncio Morán Sánchez, defendió el mural realizado en el auditorio Miguel de la Madrid Hurtado, y de acuerdo a su lógica, todos los ciudadanos podrían decorar a su gusto las fachadas en el centro histórico, utilizando el argumento “no es pintura es una obra de arte”.

El alcalde señala que no violó ningún reglamento, y que solo está rescatando un espacio que se tenía olvidado y que es para los ciudadanos.

“Desde el principio hemos actuado de acuerdo a la legalidad y respetando la Ley”.

El Reglamento de Imagen Urbana para la Zona Centro de la Ciudad de Colima señala en su
Capítulo VI referente a las restricciones, en el Artículo 32, que en virtud de conservar y preservar la imagen urbana del Centro Histórico de la Ciudad de Colima, se establecen las siguientes restricciones:

“j) Pintar las fachadas con colores ajenos a la gama que establezca el Catálogo de Imagen Urbana del Centro Histórico, o utilizar colores brillantes en las fachadas”.

“Este mural no se pintó a ‘brochazos’, esta es una obra de arte, es un mural, no entra ni siquiera en ese concepto, un mural no puedes limitar a un artista a qué colores va a pintar, esta es una obra de arte, no es un brochazo que se pintó de colores, es un mural artístico ni siquiera entra en ese concepto”, fue la respuesta del edil al cuestionarle lo que marcaba el reglamento del ayuntamiento que encabeza.

De acuerdo a Morán Sánchez esta no es la primera vez que se tiene un mural en el recinto, pues previo a ello, la misma diseñadora de la obra actual, Hazel Covarrubias junto con Elena Fabela habían decorado el Auditorio Miguel de la Madrid.

Agregó que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), que les dio un plazo de 10 días para retirar lo plasmado, nunca se manifestó al respecto, como tampoco lo hizo cuando el inmueble estuvo vandalizado.

“Ahí es donde les pregunto ¿en dónde estuvieron todo este tiempo?, ahí no dijeron nada y ahora si lo hacen, yo le digo al INAH local y nacional que estoy en toda la disposición de colaborar para recuperar no sólo este espacio, sino de todos del centro histórico (de Colima)”.

El edil municipal insistió en que la estructura metálica que según él es lo que tiene un valor histórico, no fue tocada.

Destacó que el piso, que había sido cubierto por otras administraciones municipales se destapó.

El Auditorio Miguel de la Madrid ha tenido otros usos como Central Camionera, Mercado y ahora durante el Festival Internacional del Volcán como Foro Alternativo de música para jóvenes.

Por su parte la artista, Hazel Covarrubias hizo votos para que el mural, que aún no tiene un nombre, se quede.

Destacó la encuesta hecha por AFmedios en la que se preguntó qué postura apoyaba la ciudadanía si la del INAH de quitarlo o la del Ayuntamiento de Colima que permaneciera, resultando que un 90 por ciento de los que contestaron se manifestaron a favor del Ayuntamiento.

Derechos Reservados AFmedios