Jalisco.- El secretario de Salud de Jalisco, Fernando Petersen Aranguren, dio a conocer que se detectó y controló un brote de infección en torrente sanguíneo asociado a la atención a la salud por la bacteria Leclercia Adecarboxylata, el cual fue reportado a la federación y se mantiene activa la vigilancia epidemiológica.

“Estamos trabajando, la notificamos y a partir de entonces estamos tomando las decisiones y las acciones que corresponden al respecto de este brote infeccioso”.

Mario Márquez Amezcua, Director General de Salud Pública en Jalisco, señaló que se realizó una búsqueda intencionada en todos los hospitales de concentración y de laboratorios, bajo el criterio de toda persona que tenga un aislamiento positivo a la bacteria del 13 al 19 de mayo, hasta el 22 de mayo se han detectado 52 casos de infección del torrente sanguíneo en 9 hospitales de la Zona Metropolitana de Guadalajara, todos con la constante de tener nutrición parenteral (por vía intravenosa).

El Instituto Mexicano del Seguro Social reportó 23 casos (47%), Hospitales Civiles 19 (39%), Servicios de Salud Jalisco 7 (14%) privados 3 (6%).

Los hospitales en donde se tiene detectada la presencia de esta bacteria son: Hospital Civil de Guadalajara “Fray Antonio Alcalde”, Hospital Civil “Dr. Juan I. Menchaca”, Hospital Materno Infantil Esperanza López Mateos, Unidad Especializada en Atención Obstétrica y Neonatal de Guadalajara, Hospital General de Occidente, las Unidades Médicas de Alta Especialidad (Hospital de Ginecobstetricia y Hospital de Pediatría) del Centro Médico Nacional de Occidente y dos hospitales privados.

Aclaró que el Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Jalisco funciona, y se ha trabajado al respecto y notificado.

“Tenemos bajo investigación de los 52 casos ya una defunción que probablemente esté asociada”.

El cuadro clínico que se presenta es fiebre, distermia, escalofrío, plaquetopenia, leucocitosis, leucopenia, mal estado general, calcitonina elevada, PCR elevada, hipoactividad.

El 81% de los casos es en menores de un año de edad, el 56% de todos en masculino.

Entre los factores de riesgo que se analizaron es que el 67% de los casos tenían ventilación mecánica, 67% catéter central, 17% sondas urinarias y el 100% nutrición parenteral. Todos lo pacientes tienen una enfermedad de gravedad por la cual necesitan los implementos antes señalados.

“Qué queremos decir con esto que a pesar de la bacteria estos niños tienen una enfermedad grave detrás, que los está llevando también quizás a perder la vida”.

En el caso de la defunción que fue el 22 de mayo se menciona que puede estar asociada, no se puede asegurar, se trata de un prematuro extremo, de 28 semanas de gestación, de 9 días de vida extrauterina, con múltiples factores de riesgo entre los que se encuentra su peso, 995 gramos, síndrome de dificultad respiratoria, hemorragia pulmonar. El certificado de defunción menciona que es sepsis hemorragia intraventricular.

Márquez Amezcua consideró que es muy probable que haya más defunciones por la gravedad de todos lo niños, pero definir si está o no vinculada a la bacteria, lo tendrán que dictaminarlo los especialistas.

Los pacientes tienen enfermedades de base que los mantienen hospitalizados en unidades de alta especialidad. Entre los adultos afectados se reportan casos de apendicitis aguda con peritonitis generalizada, enfermedad del sistema digestivo no especificada, tumor maligno de páncreas y gastroenteritis por c. difficile.

En tanto que los menores de un año de edad tienen padecimientos de base como atresia y estenosis congénita de otras partes especificadas del intestino grueso, dificultad respiratoria, síndrome de down, cardiopatia congénita, gastrosquisis, hijo de madre toxicómana, hipoxia neonatal, invaginacion intestinal, hemorragia intraventricular, anemia del prematuro, sepsis temprana, miocarditis, persistencia conducto arterioso y sepsis abdominal.

El médico Jaime Andrade refirió que la bacteria se cuenta como parte de la flora normal en algunos animales como los caracoles, en aguas y alimentos, no había causado problemas, generalmente se presentaban en casos únicos aislados, en enfermedades de la sangre a pacientes transplantados de médula ósea, enfermos de cáncer, y el antecedente en México en 2011 se dio en el Hospital 20 de Noviembre en un recién nacido.

No había brotes, los que habían aparecido eran en personas que tenían inmunosupresión.

Este organismo es un bacilo Gramnegativo, fue descrito por primera vez en 1962 por Lecler, quien la denominó Escherichia adecarboxylata. Tamura y cols. en 1986, basándose en técnicas de biología molecular del ADN (ácido desoxirribonucleico) bacteriano, la incluyeron en el género único Escherichia y una especie única: Leclercia adecarboxylata.

Se le ha aislado de muestras clínicas; generalmente como infección polimicrobiana; es una bacteria oportunista que se halla en el agua, los alimentos y el medio ambiente; forma parte de la biota intestinal en animales. Se ha identificado en heces humanas.

A raíz de este hallazgo, la nutrición vía intravenosa en estas unidades fue suspendida y se tomaron las medidas correspondientes para que los pacientes afectados recibieran el tratamiento inmediato. Además de que se emprendieron todos los protocolos de seguridad e higiene para contener el brote.

Márquez Amezcua resaltó que la evolución de los pacientes en cuanto a la ITS es favorable, ya que la bacteria sí es sensible al tratamiento que se está otorgando.

Por su parte, Denis Santiago Hernández, quien encabeza la Comisión para la Protección Contra Riegos Sanitarios en Jalisco (Coprisjal), dijo que en virtud de que los establecimientos que elaboran este tipo de productos son regulados y vigilados por la Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) se notificó y solicitó de manera urgente la participación de dicha instancia para llevar a cabo las visitas de verificación sanitaria a la empresa que proporcionó el servicio de manera subrogada, “SAFE, Centro de Mezclas”.

“Hemos realizado las visitas de verificación sanitaria a los hospitales que hasta ahora se han visto involucrado en los brotes. Es importante que sepan que la Coprisjal no ha encontrado factores de riesgos en los nosocomios visitados, asimismo hemos comunicado al proveedor de su aparente involucramiento como posible factor de riesgo en el brote. Continuaremos con el fortalecimiento de las actividades de vigilancia sanitaria en las unidades hospitalarias”, subrayó la comisionada.

Las acciones que realiza el Sector Salud debido a la presencia se la bacteria Leclercia Adecarboxylata son:

•          Suspensión de la NPT en los hospitales.
•          Aislamiento de los casos.
•          Soporte hídrico, calórico y de electrolitos a los casos.
•          Cultivos de control para vigilancia de los patrones de sensibilidad y resistencia.
•          Manejo integral con interconsulta diaria al servicio de infectología en cada caso.
•          Reporte diario de la evolución de los casos.
•          Vigilancia epidemiológica en todos los servicios donde se distribuyen y utilizan productos del Centro de Mezclas.
•          Se notificó a COFEPRIS para que realice las acciones correspondientes en el Centro de Mezclas.

Derechos Reservados AFmedios