La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) está comenzando a utilizar vuelos chárteres para trasladar a los miles de venezolanos que han llegado al norte de Brasil.

Este fin de semana tuvo lugar el primer vuelo y continuarán en las próximas semanas.

Hasta ahora se usaban aviones militares, pero la organización ha comenzado a alquilar aviones ante la demanda.

“Lo que creo que es interesante del evento del sábado y que continuará en las próximas semanas es que empareja a los migrantes y refugiados, de esta reciente colonia de venezolanos que está creciendo en el norte de Brasil, con oportunidades de trabajo en todo el país”, explicaba el portavoz de la OIM, Joel Millman.

Cien venezolanos que han llegado a Campo Grande trabajarán en una misma empresa privada que tenía vacantes.