Inestabilidad, pleitos, amenazas y hostigamiento en Congreso local: señalan diputados

Colima.- El diputado local Fernando Escamilla Velasco, se adhirió este lunes a la fracción parlamentaria del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en el Congreso del Estado y habló del mal momento de la Legislatura, amenazas y hostigamiento al interior de éste.

El diputado argumentó que tiene trabajando más de un mes con los diputados del Verde Ecologista, Martha Meza Oregón y Miguel Ángel Sánchez Verduzco, lo cual le ha dado resultados, motivo por el cual se integra a dicha fracción.

“Si ustedes observan el desarrollo que ha tenido el Congreso del Estado de Colima ha sido muy malo, nos hemos pasado jalonando cobijas, peleando con unos, peleando con otros, no hay estabilidad”.

Escamilla Velasco llegó al Congreso local por el Partido Encuentro Social, que en la toma de protesta -01 de octubre- y luego de que dicho partido perdiera el registro, decidió conformar el Grupo Parlamentario Por la Transformación de Colima, junto con Francis Anel Bueno Sánchez y Ana María Sánchez Landa.

El 22 de noviembre se adhirió al Partido del Trabajo, el cual tuvo una “alianza de facto” con Morena. El 12 de enero, Escamilla Velasco retornó a una bancada independiente junto con Jazmín García Ramírez y Claudia Aguirre Luna para conformar el grupo Movimiento de Regeneración Colima.

En la sesión del 23 de enero Escamilla Velasco en entrevista con los medios de comunicación explicó que interpuso una demanda por ofensas y amenazas internas ante la Fiscalía General, por ende tiene seguridad para él y su familia, a consecuencia ha tenido que cambiar de domicilio.

No es la primera demanda que se interpone por violencia política en el Congreso del Estado.

La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Colima (CDHEC) el 18 de enero giró una medida cautelar al primer caso de violencia política del estado, en detrimento de dos diputadas de la LIX Legislatura.

En la página web de Derechos Humanos se tiene el registro del expediente CDHEC/020/2019 de la medida cautelar, en donde las diputadas señalan que ellas y un diputado fueron víctimas de hostigamiento y acoso.

“Las Diputadas y Diputado firmantes actualmente estamos siendo víctimas de hostigamiento y acoso sin que hasta el momento autoridad alguna se haya pronunciado en respeto a los derechos político electorales que como ciudadanía nos corresponde, toda vez que ejercimos el derecho de formar una bancada que, aunque independiente es congruente con lo propuesto por el líder moral nacional Andrés Manuel López Obrador”, narraron las quejosas.

El pasado 23 de enero durante la sesión del Congreso del Estado la diputada de Morena, Alma Lizeth Anaya Mejía, al hacer uso de la voz en el pleno denunció que Vladimir Parra Barragán realizó amenazas durante la sesión.

“Compañeros y público. Indignante, de verdad, lo que hacen los compañeros de Morena, siendo yo de la fracción de Morena, vergüenza e indignación que ahorita hace un momento el compañero Vladimir se acercó a amenazar a la compañera Claudia, si no le votaban a favor”

Por su parte Martha Meza anunció que esta es su tercera ocasión como diputada y que en las anteriores legislaturas no había presenciado este tipo de problemáticas que hoy ocurren.

“Yo pensé que ya había vivido todo pero no, estuve en la 55, 58 y 59, creo firmemente que los compañeros vienen con un gran deseo de trabajar pero todavía no encuentran ese camino”.

Argumentó que ya van cuatro meses y la legislatura ha sido la afectada, al igual que el trabajo para los colimenses.

“No se habla de unos diputados, se habla de la Legislatura, y la Legislatura es la que está afectada, pero afectamos no nada más nuestro trabajo, afectamos   a todo el estado porque nosotros debemos darle una estabilidad”.

Derechos Reservados AFmedios