Colima.- La comparecencia del Gobernador del estado de Colima, José Ignacio Peralta Sánchez, en el Congreso estuvo abarrotada, fue muy larga y no fue lo que esperaban los diputados del bloque mayoritario.

Durante un mes fue planeada esta visita de ‘Nacho’ al Congreso dominado por Morena.

La sede legislativa se llenó desde temprano por funcionarios y trabajadores de Gobierno del Estado, pero también por simpatizantes recurrentes de Morena.

Ambos tenían un mismo fin, acudir a la comparecencia del gobernador José Ignacio Peralta Sánchez, unos para aplaudir y otros abuchear el informe o respuestas del Ejecutivo estatal.

La predominante presencia de trabajadores de gobierno molestó al bloque mayoritario, que una vez iniciada la sesión votaron para modificar el orden de la sesión y así permitir que dos diputados leyeran un posicionamiento antes.

Araceli García Muro, denunció la presencia de los burócratas a quienes les dijo que en los asientos donde ellos estaban debería estar el pueblo, lo que molestó a los asistentes pues le recriminaron que ellos también eran del pueblo; la diputada se molestó y les gritó que no le importaba.

En tanto que el presidente de la Mesa Directiva, Guillermo Toscano, también leyó un documento donde pedía que el gobernador les descontara el día a los trabajadores que acudieron a la comparecencia del mandatario estatal.  En ese momento el líder de la bancada del PRI, Rogelio Rueda, pidió hacer uso de la voz y le fue negada.

Y es que ‘La Casa del Pueblo’, como llaman muchos al Congreso, fue abarrotada desde las 09:00 horas, los asientos estaban casi todos ocupados, la gran mayoría por funcionarios;  en tanto que los simpatizantes de morena llenaban un pasillo, estaban de pie, en su mayoría eran mujeres.

El escenario se veía política y socialmente complicado, pues dos grupos opositores estaban a pocas horas de chocar.

El escenario para la Prensa tampoco fue el mejor y sorprendió a los Medios de Comunicación, pues en uno de los actos públicos más importantes de la presente Legislatura, la Oficialía Mayor tomó la inédita determinación de limitar los accesos a los reporteros y solo permitir a uno por medio.

Ante la ocupación de los asientos de la sala del pleno por parte de los trabajadores de gobierno, los diputados permitieron el acceso al segundo piso a sus simpatizantes que se instalaron con mantas y megáfonos; se podían leer las frases: “Nacho, dónde está el médico 24 hrs en Zacualpan”, “Sr Gobernador a qué le teme, ponga a trabajar a sus chalanes”.

Abajo, en la sala, era un horno, pues previo al inicio de la sesión, alguien en el Congreso dio la orden de apagar el aire acondicionado para desesperar a los asistentes y estos desalojaran la sala.

Fue a las 13:22 horas cuando inició la Sesión Pública Ordinaria número 9, con los 25 diputados instalados en su lugar, a la espera de que arribara el gobernador al pleno.

El mandatario estatal llegó al recinto legislativo a las 13:51 horas para dar inicio con la comparecencia, más de 300 funcionarios lo recibieron con porras y aplausos, opacando las voces de los simpatizantes de Morena.

En primera instancia, el mandatario estatal, hizo un rápido balance de su gestión de gobierno, que aseguró tiene buenos resultados.

Dijo que no han abandonado sus tareas y han cumplido con sus responsabilidades.

Celebró estar frente a las y los legisladores, lo que calificó como un hecho histórico que abre una nueva etapa en la vida política, la cual se debe convertirse en una oportunidad para construcción de mejores proyectos colectivos.

Al momento en que Peralta Sánchez iba desglosando los logros y complicaciones como parte de su Tercer Informe de Labores los manifestantes interrumpían con gritos en megáfono, chiflidos y abucheos, sobretodo en el tema de seguridad, mientras otros aplaudían enérgicamente, manifestado su respaldo, ante esto en varias ocasiones el presidente de la Mesa Directiva, Guillermo Toscano, tuvo que hacer un llamado a guardar respeto y compostura.

El mensaje del gobernador duró aproximadamente una hora, al finalizar los simpatizantes de Morena coreaban ¡Barberos, barberos!, ya que los funcionarios aplaudieron, algunos lo hicieron de pie.

Los cuestionamientos se hicieron por parte de los diputados representantes de los grupos parlamentarios, haciendo uso de la voz: Nueva Alianza, Movimiento Ciudadano, Revolucionario Institucional, Acción Nacional, Partido del Trabajo, Independientes y Morena.

Hubo algunos que no respetaron el tiempo dispuesto para su intervención, ante esto ciudadanos gritaban ¡Ya córtenle!, como en el caso de la diputada Remedios Olivera, de Movimiento Ciudadano.

El diputado Rogelio Rueda Sánchez, del PRI, solicitó un minuto de silencio en memoria de los mandos policiacos de Armería, que el miércoles 7 de noviembre fueron asesinados, así como de todos los elementos de las corporaciones de seguridad que han caído en el cumplimiento de su deber.

En la intervención de Francisco Rodríguez García, de la bancada panista, expuso que este gobierno da vergüenza y conminó a que se iniciara un juicio político en contra del mandatario estatal por incurrir en falta graves en el ejercicio de sus funciones, a cada acusación que realizaba, los manifestantes afines a la oposición  aplaudían y gritaban ¡Bravo, bravo!, ¡Es la voz del pueblo!.

Rodríguez García le recriminó cuestionamientos que se han vertido por contratos de la Administración Portuaria Integral de Manzanillo, en los rubros de seguridad, la transparencia con los terrenos destinados al Ejército Mexicano y sus viajes a la Ciudad de México.

El gobernador le dio respuesta a cada una de sus preguntas en medio de aplausos de la clase trabajadora, y le pidió que antes de mencionar un discurso de político se pusiera a estudiar el expediente que él entregó al Congreso, dónde se encuentra un informe completo de las respuestas a sus cuestionamientos.

La intervención de Vladimir Parra, representando de la bancada de Morena, fue abucheada por los asistentes y tuvo complicaciones para leer el discurso que traía preparado porque perdió el orden de sus hojas y tuvo que improvisar.

Parra refirió los slogan de campaña de ‘Nacho’ Peralta, cuestionó la seguridad y señaló que hoy se comenzaba una nueva historia donde nunca más el gobernador decidiría sino el Legislativo citando una frase de Vicente Fox: el ‘Ejecutivo propone y el Legislativo dispone’.

El mandatario estatal en su turno, señaló que corregiría al morenista, y dijo que no es el Congreso quien dispone sino el marco legal que rige a ambos poderes, y que al utilizar una frase del exmandatario nacional panista, Vicente Fox Quesada, significaba que debía admirarlo.

Refutó lo señalado por Parra, quien dijo que este 8 de noviembre iniciaba una nueva era legislativa y que su partido estaba encabezando la refundación del país. Al corregirle la plana le señaló que fueron los ciudadanos los que con su voto el 1 de julio decidieron un cambio y que México tiene más de 200 años, por lo que no hay tal idea mesiánica de una refundación.

El mandatario también le recordó que no solo los diputados están al pendiente de las promesas de su gobierno, sino que los ciudadanos también están vigilantes de las promesas que los ahora diputados mayoritarios hicieron en campaña.

Fue el momento en el que una voz de entre los asistentes cuestionó a gritos a Vladimir y le preguntó si ya se había bajado el sueldo como prometió.

La comparecencia culminó a las 17:12 horas, luego de casi tres horas de posicionamientos, gritos, abucheos, aplausos, sin que esto pasara a mayores.

Derechos Reservados AFmedios