Boko Haram mata a más de 20 personas en una central de autobuses de Nigeria

Abuja, Nigeria.- Al menos 20 personas murieron y decenas más resultaron heridas por un atentado contra una estación de autobuses en la ciudad de Gombe, en el noreste de Nigeria, región en la cual está presente el grupo radical islamista Boko Haram.

El atentado se perpetró esta mañana, poco antes de las 11:00 horas locales (10:00 GMT) en la estación de autobuses de Dukku en la ciudad de Gombe, capital del estado homónimo, que se encontraba repleta de personas ante las proximidades de la Navidad y el día de San Esteban.

La Cruz Roja de Nigeria informó que al menos 20 personas murieron y unas 50 más resultaron heridas por la acción, que aún ningún grupo se la ha adjudicado, aunque representa el último episodio de violencia en la región, que ha sido blanco varias veces de Boko Haram.

“La Cruz Roja movilizó con 20 bolsas de cadáveres y todos se han agotado. Todavía estamos buscando más cadáveres entre la carnicería”, dijo Abubakar Yakub, responsable de la Cruz Roja en Gombe, según un reporte de la edición electrónica del diario The Guardian.

De acuerdo con los primeras investigaciones de las autoridades, la bomba fue colocada cerca de un autobús que estaba estacionado y lleno de pasajeros, reveló Mato Yakubu, de la Agencia Nacional de Orientación, un organismo encargado de los medios de comunicación.

Gombe comparte una frontera con el estado de Borno y Yobe, dos de las zonas más afectadas durante los cinco años de la sublevación de Boko Haram, que ha cobrado la vida de más de 13 mil personas.

Pese a que ningún grupo ha reivindicado todavía el ataque, las autoridades responsabilizan a Boko Haram, que ha lanzado un sinnúmero de ataques contra estaciones de autobuses, a menudo dirigidas a personas que se dirigen al sur de Nigeria, que es principalmente cristiano.

Boko Haram, cuyo nombre significa en lengua husa “la educación no islámica es pecado”, lucha desde hace años por imponer un Estado islámico en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y con predominio cristiano en el sur.

En lo que va del año, tres mil 500 personas han muerto en múltiples ataques perpetrados por el grupo terrorista, que según datos del gobierno nigeriano ha asesinado a unas 13 mil personas y herido a otras ocho mil en los últimos cinco años. Notimex.