PROFEPA atiende denuncia ambiental interpuesta por ejidatarios de Canoas

Colima.- El delegado de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), Ciro Hurtado Ramos, atendió este lunes a un total de 23 ejidatarios de Canoas, en Manzanillo, quienes denunciaron actividades de explotación por parte del lote minero “Eva”, de la empresa promovente “RM Pacific Group S.A. de C.V”; por el rumbo de la comunidad de El Arrayanal, tras una presunta autorización concedida para derribar ejemplares forestales en la zona.

Encabezados por el presidente ejidal, Manuel Campos Muñoz, cuestionaron que se hayan otorgado las autorizaciones y permisos sin conocer el lugar, ya la vez solicitaron el apoyo de la PROFEPA para detener lo que llamaron un ecocidio y que afectaría -de continuar las obras y actividades que denuncian- sus cultivos, el agua de río y de los manantiales que no sólo benefician a Canoas, sino también a comunidades como Huizcolote, El Ciruelito, Cedros, El Llano La Marina, Loma de Avila Camacho, entre otras.

Sobre el particular, el Delegado Ciro Hurtado Ramos, tras aclarar que esta autoridad ambiental no expide ningún tipo de autorizaciones y permisos, se comprometió ante los ejidatarios a investigar a la brevedad a través de una visita de inspección, tanto a la comunidad de Canoas como a El Arrayanal, así como dar el seguimiento correspondiente en el ámbito de la competencia de esta Procuraduría.

Advirtió que si el proyecto minero no cuenta con la autorización que emite la SEMARNAT para el derribo de árboles, no sólo se detendrá esta actividad por parte de la PROFEPA, sino que se aplicarán las multas y medidas de mitigación o restauración a que haya lugar, al igual que si fuere el caso de la extracción de mineral de hierro, aunque aclaró que ya le corresponderá a otras instancias determinar, con base a sus facultades, si la mina operará o no.

Sostuvo que tiene instrucciones precisas del Procurador del Medio Ambiente, Guillermo Haro Bélchez, de una política de cero tolerancia y de aplicar la ley contra los delincuentes ambientales y los grandes depredadores de los ecosistemas.

Los ejidatarios de la comunidad de Canoas, al interponer la denuncia ambiental, le extendieron al Delegado Ciro Hurtado Ramos fotografías en las que se presume el daño ambiental, evidencias que serán investigadas en el transcurso de esta semana mediante la visita de inspección.

Cabe señalar por último que los denunciantes también se hicieron acompañar por el presidente del Consejo de Vigilancia del ejido Canoas, Jaime Pedraza. BP