Destroza Barcelona al Madrid en su campo 6-2

En un partido que pasó todas las expectativas del clásico del futbol español, el Barcelona borró al Real Madrid en su propia casa con un marcador de 6–2. 

Con el resultado el Barcelona dio un golpe letal en las aspiraciones del Madrid por alcanzar a su principal rival y buscar la copa. 

El conjunto blanco se adelantó en el minuto 14, pero Thierry Henry, Carlos Puyol y Lionel Messi dieron la vuelta al marcador, esto en el primer tiempo.

Sergio Ramos acortó para el conjunto merengue, pero de nuevo Henry y Messi y Gerard Piqué sellaron la goleada en un encuentro en el que el Barcelona fue el claro dominador.

Es la primera vez que el Barcelona se lleva la victoria en el Santiago Bernabéu con ese marcador.

Messi dejó su habitual banda derecha para ubicarse en el centro, alejado de su compatriota Gabriel Heinze y para jugar entre líneas, entre los centrales y los mediocentros blancos.

Con las modificaciones Josep Guardiola ayudó a su equipo a tener más toque en el centro del campo, salvar con más facilidad la presión y romper la adelantada y arriesgada línea de la defensa blanca. 

En el minuto 18, Messi colocó un balón bombeado a la espalda de Ramos, y Henry empató ante Casillas.Un minuto después, Henry de nuevo forzó una falta que lanzó Xavi y Puyol cabeceó a gol.

En dos minutos, dos goles y ahora el Real Madrid se tambaleaba. El Real Madrid contragolpeó a través de Robben e Higuaín, pero Valdés protegió el rostro del equipo azulgrana con sus guantes. 

Con ventaja en el marcador, en el minuto 24 Messi perdonó tras un contraataque llevado por Dani Alves.

Dos minutos después, fue el momento de Eto. En el 28′ Messi falló de nuevo ante un exceso de generosidad de Iniesta. Ramos marcó de cabeza a los 55 minutos tras el lanzamiento de una falta para acortar distancias y encender la ilusión de los fans.

Dos minutos después  Henry devolvió movió nuevamente el marcador para el Barcelona, tras otro pase profundo de Xavi, que buscó de nuevo el agujero en la banda derecha de Ramos.

Messi destrozó al Real, que no supo responder y Piqué terminó humillando a al conjunto Blanco.