Las enfermedades más comunes en el trabajo

México.- Si eres de las personas que pasan ocho horas o más en un taller o frente a una computadora, ten cuidado: en ocasiones ese trabajo, lejos de traerte beneficios, puede perjudicar tu salud incluso de manera irreversible.

Existen diversas enfermedades crónicas derivadas de una sobreexposición, un sobre esfuerzo diario o una mala postura.

Los mayores perjuicios pueden localizarse en el oído, la espalda, piernas, brazos y otras articulaciones, así como en los ojos.

El problema de salud ocupacional más frecuente en México se llama hipoacusia, y se refiere a la pérdida de la función auditiva parcial inducida por el ruido.

Es frecuente en la industria, afecta principalmente a las personas que trabajan en aeronaves en tierra, en la construcción, con maquinaria y otros lugares donde la intensidad del ruido es muy alto y constante.

Utiliza audífonos especiales, no te sobreexpongas porque a la larga puedes requerir aparatos especiales para sordera.

Otro de los más frecuentes se refiere al síndrome de la visión de computadora que puede provocar miopía a la larga.

Para cuidar tus ojos parpadea constantemente, ajusta el brillo de tu pantalla, regula la posición y la distancia de la misma, es recomendable que se encuentre a 55 centímetros de tus ojos.

Con estos sencillos cambios evitaras dolores de cabeza, irritación y tensión ocular, así como visión borrosa.

Datos de la Organización Internacional del Trabajo revelan que hay 160 millones de casos de enfermedades profesionales, muchos de ellos deben ser atendidos por los patrones de las empresas, pero tú puedes empezar por mejorar el entorno laboral en la medida que te sea posible.

Los dolores de espalda, de cuello, de muñecas o el agotamiento en general son de los más mencionados entre los trabajadores de las oficinas.

Para prevenirlos toma medidas desde ahora mismo, siéntate con la espalda recta, ubica tus muñecas sobre la mesa, no las dejes al aire mientras tecleas, coloca un mouse-pad.

Usa una silla con diseño ergonómico, que cuente con movilidad, regulación del asiento, respaldo reclinable y reposabrazos.

Muévete, toma descansos de algunos minutos para evitar la rigidez muscular y la sensación de agobio.

Es muy recomendable trabajar con luz natural, una temperatura y ventilación adecuadas.

Con información de agencias

joomla statistics