Carlos Orozco Galeana

TAREA PÚBLICA

Internet para todos

Carlos Orozco Galeana

Satisfactoria para todos es la comunicación del gobernador MAM la semana pasada en el sentido de que el número de espacios públicos conectados a internet ascenderá a 319 y que este servicio permanecerá las 24 horas, además de que se evitará que los usuarios no tengan acceso a temas relacionados con drogas, alcohol, tabaco o pornografía. Bien que se cuide que las tecnologías no se conviertan en un instrumento que afecte a niños y jóvenes y en general a toda persona que use la red en esos sitios.

Leer más...

TAREA PÚBLICA

Guerrero, pueblo sin ley

Carlos Orozco Galeana

La crisis en Guerrero sigue agudizándose al paso de los días. Al margen de lo que viene ocurriendo las últimas tres semanas, prevalece un rezago impresionante en los estándares de vida, insalubridad, analfabetismo, estado de derecho inestable y amenazado siempre por grupos criminales, población muy inclinada a hacerse justicia por su propia mano y, en el eje de la vida pública, gobiernos que han sido incapaces de hacerlo progresar. El narco le disputa prácticamente el poder al Estado.

Leer más...

TAREA PÚBLICA

La encuesta del PT

Carlos Orozco Galeana

El 7 del mes actual el Partido del Trabajo compartió los resultados de dos encuestas elaboradas en Colima por las empresas Proyecta y Eficaz, relacionadas con las aspiraciones que los colimenses tienen respecto a la sucesión de gobierno en el 2015. Los ciudadanos fijaron posiciones, visualizaron perfiles y opinaron sobre lo que más conviene a Colima en cuanto a la elección del gobernador(a). El margen de error fue de un 4 por ciento, y el levantamiento de la información se hizo en mil viviendas de manera aleatoria.

Leer más...

TAREA PÚBLICA

Alianzas

Carlos Orozco Galeana

Cuando el ambiente político está frío y todo es calma, pocos se acuerdan de una figura política a la que acuden actores y partidos como son las famosas alianzas, acuerdos entre instituciones políticas o personas de reducida rentabilidad electoral que pretenden el poder. Aunque en Colima las cosas no entran en ebullición, hay opiniones acerca de su viabilidad y pronósticos variopintos sobre la inconveniencia o conveniencia de recurrir a ellas. Algunos dicen que “las alianzas serían con la sociedad”, pero será difícil que los más destacados opositores renuncien a su personalismo-individualismo en aras de una alianza.

Leer más...

TAREA PÚBLICA

Vida familiar

Carlos Orozco Galeana

Hace tiempo leí que entre las amenazas más grandes para el matrimonio, la rutina ocupaba un primerísimo lugar. No las crisis económicas, las diferencias de carácter, el hecho de no tener descendencia, etc, sino el enfado derivado de la rutina de todos los días. Hasta ese momento, pensaba que la soberbia y el egoísmo eran los máximos peligros que un matrimonio podría enfrentar, pero se me apareció la rutina. ¿Cómo la ven?

Las actividades diarias en los hogares, el cumplimiento de las cargas individuales, los problemas que originan los hijos y otras razones más, puede generar al paso del tiempo situaciones de alejamiento entre los miembros de una familia. El uso de tecnologías y el cierto dominio que han ido adquiriendo sobre nosotros, por igual, se han convertido en un factor que nos aísla de lo esencial, de comunicarnos el amor, de darnos la atención necesaria, de conversar animadamente, de saber de nosotros.

La vida familiar es generadora de felicidad por antonomasia, en ella encontramos amor a raudales, alegría, esperanza, todo lo bueno que uno pueda imaginar. Quien carece de ella, vive seguramente en un ambiente de obscuridad, de frialdad o infelicidad. Quien tiene una vida familiar intensa y positiva, proyecta felicidad a su alrededor, no amarguras. Esto puede notarse fácilmente en los ambientes de trabajo.

Por el bienestar que nos produce, es que hemos de cultivar correctamente esa vida familiar como si fuera una plantita que sin agua habrá de secarse fácilmente. La vida en familia se enriquece con el diálogo sincero y oportuno, con las celebraciones, con las tradiciones, con un lenguaje que tiene puntos de referencia comunes. Sin vida de familia, se pasa del trabajo al trabajo como por un túnel. Agradezcamos que la jornada se interrumpa para estar con los que uno ama, para abrazarlos y decirles cuan felices somos de tenerlos en casa cerca de uno.

El cansancio laboral, añado, se recupera en la vida de familia. La risa de un pequeño hace cambiar la vista cansada. En la familia, no se nos acepta por nuestra eficacia ni por nuestro rendimiento: se nos ama por lo que somos para nuestros familiares más cercanos.

El hogar no es un monasterio donde se oye el silencio. Los niños, los sobrinos o los nietos no son objetos inmóviles que forman parte de la decoración. Han de gritar y decir que allí están para que los queramos. La casa, por su parte, no es casa de reposo para enfermos de los nervios. No, la casa, el hogar, es signo de alegría, el lugar donde nos identificamos persona a persona, donde podemos hablar abiertamente y con sinceridad sabiendo que lo que decimos quedará en medio de las cuatro paredes que nos escuchan.

Si a veces el bullicio excesivo en el interior del hogar nos llega a molestar porque sus autores son nuestros pequeñines, desechémoslo rápido; sintámonos afortunados por el griterío, muchos lo quisieran. Quienes viven tristes, es porque quizás no tienen vida familiar ni a su lado alguien que los escuche. El silencio en una casa puede resultar enfermizo y muy triste. O si la rutina nos aburre, intentemos otros caminos hacia el bienestar.

Procuremos pues una vida familiar dinámica, cálida, feliz. Pensemos que gracias a ella crecemos como personas y nos realizamos en el amor. Cuidémosla porque es fuente de felicidad, un tesoro. Démosle gracias a Dios por habernos bendecido con una familia. En correspondencia, custodiémosla unida a él con vocación intacta.

Hagámoslo así porque la vida pasa rápido, sin danos cuenta. Si nos mantenemos alejados de algunos que son familia y que por situaciones especiales no están a nuestro lado, rectifiquemos y nos daremos cuenta pronto que será una buena decisión encontrarlos de nuevo.

Cultivemos la vida en familia y disfrutemos de la compañía de los nuestros. Derramemos sobre ellos todo el amor que tengamos en el corazón y agradezcamos al Creador la dicha que eso nos produce.

Página 1 of 36

joomla statistics

Benchmark EmailBenchmark Email