Se incrementan divorcios en Colima

Colima.- Los siete Juzgados que conocen de la materia familiar en el Poder Judicial del Estado distribuidos en los municipios de Colima, Villa de Álvarez, Tecomán, Manzanillo y Armería, registran un incremento del 6 por ciento en las solicitudes de divorcio en comparación del año pasado.

El análisis realizado por el personal de la Coordinación de Evaluación y Estadística de esta institución, reportó que de noviembre a junio del presente año judicial 2012-2013, se han registrado un promedio de mil 546 trámites de divorcio, mientras que en el año judicial 2011-2012 la cifra fue de mil 451 asuntos durante el mismo periodo.

Destaca el divorcio voluntario ó por mutuo consentimiento como el más utilizado por las partes con 922 asuntos, le sigue el divorcio necesario con 624 trámites, además en otros temas 350 pensiones alimenticias y 472 controversias del orden familiar, duplicándose esta última cifra en comparación con el año judicial pasado.

En entrevista la Jueza Tercero de lo Familiar con sede en Villa de Álvarez, María del Rocío Nungaray Camacho, explicó que el proceso de divorcio puede durar de una semana a 2 años, dependiendo del impulso procesal que le otorguen las partes.

Detalló que existen cuatro formas de solicitud de divorcio: el administrativo, que se efectúa ante al Oficial del Registro Civil, el divorcio voluntario, así como el necesario, ambos se formalizan ante juzgados de primera instancia, y finalmente el convenio de mediación, que se desarrolla ante el Centro de Justicia Alternativa.

Las personas que solicitan el proceso de divorcio ante el juzgado a su cargo, son de todas las edades, desde muy jóvenes, hasta los 80 años, sin embargo la mayor incidencia de este proceso se registra entre los 25 y 50 años de edad.

Informó que las causales de divorcio que más se invocan, son la violencia intrafamiliar y la separación de cónyuges por más de dos años, apartados contenidos en las fracciones XVIII y XXI del artículo 267 del Código Civil en vigor.

Y como consecuencia de divorcio, explicó que legalmente corresponde a los padres el ejercicio de la patria potestad de los hijos menores de edad, indicando que es un derecho, pero también una obligación no renunciable. “Los padres tienen obligación de dar alimentos a los hijos menores de edad y a los mayores de edad, hasta los 25 años, siempre y cuando se encuentren estudiando” precisó.

Comentó que cuando los padres no se pongan de acuerdo con la custodia, deberá escucharse la opinión del menor de edad, donde se pide la asistencia de un psicólogo para cumplir con el requisito de respetar el interés superior de los niños.

En su amplia experiencia como Juez Familiar, Rocío Nungaray invitó a la sociedad colimense a que antes de contraer matrimonio, reflexionen sobre las obligaciones y derechos inherentes al mismo. “Es importante que se encuentren completamente seguros de dar ese paso y que al casarse el matrimonio se convierta un proyecto de vida y no algo temporal o desechable” expuso.

Así mismo recomendó a que si las parejas deciden divorciarse, traten de realizarlo mediante un convenio con la plena conciencia de que lo van a hacer valer, ante un Juzgado o en el Centro Estatal de Justicia Alternativa, ya que es menos desgastante, tanto emocional, como económico y el que menos daño ocasiona a las relaciones familiares. BP

joomla statistics

Benchmark EmailBenchmark Email