México, país que aporta al mundo la gran riqueza de sus plantas: Horacio Olivo

Horacio Olivo, investigador de la Universidad de Iowa, Estados Unidos y originario de la ciudad de México, compartió los resultados de sus estudios en el recién realizado Cuarto taller internacional de los más recientes avances en el mundo de la química, organizado por la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad de Colima y la Sociedad Química de México.

En entrevista, Horacio Olivo dijo que su participación en este evento universitario se debe a la enorme pasión y orgullo que le despierta su esencia mexicana, “porque nuestro México es un país muy rico en productos naturales y en él existen una gran cantidad de plantas con una enorme aportación de elementos al universo de la ciencia química”.

El científico, radicado desde 1995 en EU, refirió que su interés por los productos nacionales es por las grandes bondades que arrojan para la humanidad.

En su plática habló de los esteroides y de las plantas como el barbasco, que hay en México, y de la cual pueden obtenerse estos anabólicos. Recordó cómo un científico de nombre R. Marker los había sintetizado y cómo en esos años nació la empresa farmacéutica Syntex, que llegó a ser la más grande en México en el campo de los esteroides.

El ponente comentó que dichos estudios permitieron que México evolucionara en el uso de esteroides, “lo que posibilitó el lanzamiento al mercado de píldoras anticonceptivas orales, algo que produjo un gran acontecimiento médico y una gran revolución cultural por todo el mundo en esos tiempos”.

Al especificar un poco más sobre el tipo de planta que es el barbasco, Horacio Olivo indicó que ésta también es conocida como cabeza de negro o gordolobo, y prolifera de manera abundante en Veracruz. Su nombre científico es Dioscorea mexicana.

Considero, dijo por último, “que son importantes estos foros para dar a conocer la aportación científica de estas plantas al mundo de la ciencia química”.

joomla statistics