El líder Loeb quiere seguir imparable en el rally de Gran Bretaña

El francés Sebastian Loeb (Citroën DS3), que llega tras encadenar cinco victorias y que lidera cómodamente la general del Mundial WRC, es el claro favorito del rally de Gran Bretaña, a partir del viernes, aunque tendrá que desconfiar de sus perseguidores nórdicos.

El alsaciano 'sólo' ha ganado tres veces en Cardiff, de 2008 a 2010, al volante de un C4, en una cita que los últimos años se disputaba al final de la temporada y tras la cual Loeb acababa como campeón del WRC.

El pasado año, el coche de una espectadora que iba en sentido contrario había puesto final a su aventura en este rally el domingo, pero tenía ya seguro el octavo título mundial consecutivo desde dos días antes, tras un grave error de Hirvonen, el único que entonces podía arrebatarle el título.

El finlandés se mudó luego de Ford a Citroën, con lo que pasó a ser compañero del francés, y el rally británico ha modificado su fecha en el calendario, adelantándose de noviembre a septiembre.

La meteorología será por lo tanto más clemente, pero ello no quiere decir que la tarea vaya a ser más sencilla para Loeb, frente a un Hirvonen hipermotivado y dos pilotos Ford también peligrosos, a pesar de su inconstancia, el noruego Petter Solbert y el finlandés Jari-Matti Latvala, ganador en esta prueba en 2011.

Si hace bueno, se irá rápido y las diferencias se reducirían, algo que podría beneficiar a los nórdicos.

"Es un rally que me viene bien y donde he ganado", recuerda Solberg, que ha participado en él en catorce ocasiones y que ha conseguido cuatro triunfos, entre 2002 y 2005.

"Es uno de mis rallies preferidos", dice Latvala, que llega a su décima participación. "Cuando llueve hay que tener mucho cuidado en las zonas con barro. Cuando está más seco hay que preocuparse de las curvas ya que es rápido. Y tener cuidado con los troncos de árboles apilados al borde de la carretera, es fácil golpear con ellos y romper la suspensión", analizó.

Hirvonen, por su parte, ya ganó en Cardiff en 2007, en lo que dice que es "uno de los mejores recuerdos" de su carrera, ya que esa victoria supuso el título de constructores para Ford.

El finlandés está siendo regular este año, con siete podios en nueve carreras, pero todavía no ha sumado ninguna victoria. Su nuevo equipo, Citroën Racing, podría ganar el título de constructores desde este rally, si sus pilotos consiguen seis puntos más que Ford el domingo.

"No acusaremos un exceso de optimismo", promete Yves Matton, director del equipo. "Esperamos una carrera difícil, en la cual la gestión de los neumáticos en función de la meteorología podría tener un papel clave", explicó.

El título de constructores es el principal reto de este "Wales Rally GB". Para el de pilotos habrá que esperar al rally de Alsacia, a principios de octubre, aunque nadie duda de que Loeb, que ha ganado siete de los nueve rallies de esta campaña, revalidará un año más su corona como el mejor del WRC.

El francés Sebastian Loeb (Citroën DS3), que llega tras encadenar cinco victorias y que lidera cómodamente la general del Mundial WRC, es el claro favorito del rally de Gran Bretaña, a partir del viernes, aunque tendrá que desconfiar de sus perseguidores nórdicos. 

joomla statistics